Murcia.-Fiscalía pedirá prisión para las agresiones a los profesionales sanitarios en virtud de un convenio con Sanidad

Actualizado 10/03/2010 15:00:10 CET

El fiscal señala que la agresión que sea calificada de atentado, "incluirá pena de prisión" y "los delitos menores serán faltas"

MURCIA, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Sanidad y Consumo de Murcia, María Ángeles Palacios, y el fiscal superior de la Comunidad Autónoma, Manuel López Bernal, firmaron hoy un convenio de colaboración para agilizar la tramitación de denuncias sobre agresiones a profesionales sanitarios que trabajen en el Servicio Murciano de Salud (SMS) en donde las calificadas de atentado tendrán pena de cárcel, mientras que los delitos menores constituirán faltas.

Este convenio, que tendrá vigencia hasta 2013 y será renovable cada dos años, establece cauces de comunicación y protocolos específicos de actuación en agresiones físicas y verbales a profesionales sanitarios con el fin de que "ninguna agresión quede impune y los profesionales se sientan respaldados por estos organismos" señaló la consejera.

En este sentido, el fiscal superior explicó que "ante las demandas específicas de protección planteadas por los colectivos de profesionales afectados" y basándose en las resoluciones judiciales dictadas en las que "se han enjuiciado estas agresiones mediante la aplicación de la tutela penal que otorga el delito de atentado", el ministerio fiscal "recoge una concepción amplia del orden público, extendiéndose ésta a todos los funcionarios administrativos que participan en el ejercicio de las funciones de carácter público".

Con esto, "el bien jurídico que se protege con el delito de atentado es el de orden público", al que calificó de "concepto de difícil concreción", pero que desde la Fiscalía General del Estado se entiende "desde una perspectiva amplia como sinónimo de respeto de los principios y valores jurídicos y meta jurídicos que están en la base de la convivencia social y son fundamento del orden social, económico y político".

De este modo, aclaró que aunque "al personal sanitario no se le va a dar una cobertura legal mayor que a un policía o juez, sino que será la misma y la valoración se hará caso por caso", en éstos en los que la agresión sea atentado, "sí incluirá pena de prisión", y "los delitos menores podrán constituir faltas".

Con este convenio, a partir de ahora explicó que las denuncias de los profesionales agredidos física o verbalmente llegarán directamente a la Fiscalía Superior de la Región de Murcia y serán canalizadas por un fiscal.

Por otro lado, la consejera que describió el nuevo convenio como "un paso importante" en la lucha contra las agresiones a profesionales sanitarios, explicó que éste servirá para "mejorará ostensiblemente la investigación y la persecución de las agresiones al personal sanitario, al asegurar el castigo en el ámbito penal gracias a la colaboración y comunicación entre las instituciones, además de proteger el prestigio de los profesionales sanitarios, médicos y enfermeros".

PLAN DE AGRESIONES DEL SMS

Palacios englobó la firma de este convenio dentro del trabajo que se realiza desde hace años en la Región para evitar agresiones y perseguir a los infractores a través del Plan de Prevención de Agresiones a los Profesionales de la Sanidad de la Región de Murcia que mantiene la elaboración constante de un mapa de riesgos, dinámico y actualizado que sirva como instrumento orientador para la adopción de las medidas necesarias de prevención.

Según los datos de la última comisión de seguimiento del plan, que celebró ayer su última sesión informativa, las categorías profesionales con el mayor número de comunicaciones de agresiones son Enfermería en Atención Hospitalaria, con un 39 por ciento de los casos, y Médicos en Atención Primaria con un 45 por ciento.

Sobre las formas de agresión más frecuentes señaló los gritos, insultos y las amenazas verbales, mientras que la agresión física, aunque se produce con menos frecuencia, indicó que "ha aumentado sobre todo en Atención Primaria pasando de 9 casos en el 2008 a 21 casos en 2009".

Desde la puesta en marcha del registro informático de agresiones en 2006, se han comunicado 907 registros, con un total de 1.069 profesionales agredidos. En 2009 se observó que persiste el aumento en la comunicación de agresiones, calificándolo esto posiblemente "al aumento de concienciación del personal sanitario al respecto y a una mayor divulgación del plan de prevención", al pasar de 242 agresiones en 2008 (107 en Hospitalaria y 135 en Primaria), a 288 en 2009 (133 en Hospitalaria y 155 en Primaria).

Así, "se agrede a casi dos mujeres por cada hombre" y en cuanto al perfil del agresor señaló que son en su mayoría hombre, manteniéndose esta tendencia desde el comienzo del programa, siendo en Atención Hospitalaria un mayor porcentaje de agresiones a mujeres, al tener en cuenta que el 74 por ciento del personal de enfermería es de sexo femenino.

Para la consejera "es importante tener en cuenta que en un año se llevan a cabo más de veinte millones de actos médicos, siendo en Atención Primaria más de 14 millones de consultas entre Medicina y Enfermería, por lo que "el índice de agresiones por cada consulta resulta ínfimo, aunque no por ello deja de ser preocupante".

MEDIDAS DE SEGURIDAD

En cuanto a las medidas de seguridad, la consejera señaló que aumentaron un 10,6 por ciento en el último año, pasando en los últimos cinco años de contar con 11 vigilantes de seguridad en los centros sanitarios a 140 en la actualidad, cinco más que el año pasado. Además, en sólo un año se ha pasado de 31 centros con botón antipánico a 101 este año, y de 330 cámaras de seguridad en 2009 a 417 en 2010.

Por último, la consejera recordó que mañana se cumple un año desde el "horrible asesinato" de la doctora María Eugenia Moreno en el Centro de Salud de Moratalla, y adelantó que "durante la jornada de mañana los profesionales homenajearán a la doctora guardando cinco minutos de silencio".