Actualizado 06/04/2011 16:13:39 +00:00 CET

CC.OO. dice que "la mala gestión de la sanidad es la principal causa de los problemas presupuestarios"

MURCIA, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

CCOO ha afirmado que la causa de la situación de la sanidad "no es la alegría de los ciudadanos para acudir a los servicios sanitarios, sino la pésima gestión económica que se viene realizando de la sanidad murciana por parte de la Consejería y el propio Gobierno Regional".

Frente al debate abierto por el presidente de la Comunidad, Ramón Luis Valcárcel, sobre el copago de servicios sanitarios, este sindicato ha insistido, en una nota de prensa, que "es posible tomar medidas que reduzcan el gasto sin perjudicar los servicios públicos ni el empleo".

Entre éstas, ha hecho referencia a la "reducción del gasto farmacéutico a través del uso de genéricos, la unificación del sistema de compras, la reducción de directivos del SMS en las Áreas de Salud, o una gestión más eficiente de la autoconcertación".

Propuestas éstas, ha señalado, que "están encima de la mesa del Gobierno regional, pero la contestación ha sido no sé, no contesto, para a continuación plantear el copago y culpar a la ciudadanía del mal uso de los servicios sanitarios".

Y es que, en un análisis comparado entre la situación en 2004 y el año 2010, se observa que los Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma "crecieron un 70 por ciento, pasando de 2.922 a 4.978 millones de euros en 2010, mientras que el presupuesto de sanidad lo hizo 17 puntos menos, en un 53,7 por ciento".

De ahí que no ha dudado en afirmar que "un modelo sanitario donde se toman decisiones económicas en múltiples puntos, sin coordinación ni planificación, y el no poner en marcha medidas reales de control y optimización del gasto sanitario son los verdaderos males que tiene nuestro sistema sanitario, atribuibles en exclusiva a la Consejería de Sanidad y al Gobierno regional".

Por ello, ha tildado de "lamentable" que "se intente culpar a los ciudadanos y a las personas enfermas de un uso abusivo de los servicios sanitarios cuando la única alegría es la que muestran unos gestores ineficientes en el uso de los presupuestos que son soportados por los impuestos de todos los ciudadanos".

En su opinión, "quienes plantean el copago sanitario, como el sindicato médico CESM, están atribuyendo a la sociedad un comportamiento irresponsable que es falso, y ponen en riesgo uno de los pilares básicos del estado de bienestar, que es una sanidad universal y gratuita, consagrada en la Constitución Española".

Asimismo, ha indicado que "se está generando alarma en la sociedad sobre el sostenimiento de la sanidad y la educación para justificar la Ley de Medidas Extraordinarias y esquivar la responsabilidad que el Gobierno tiene en la situación actual" que, a su juicio, "no quiere reconocer su falta de eficiencia y eficacia y prefiere responsabilizar al conjunto de la población antes que tomar medidas que corrijan la negativa situación en la que estamos".