MSF alerta de que la aportación española al Fondo Mundial "no está a la altura" de las necesidades urgentes del VIH

Actualizado 24/07/2012 20:09:47 CET

MADRID, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

Tras el anuncio de España de que reanudará su contribución al Fondo Mundial para la Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria con una aportación de 10 millones de euros, la Fundación Salud por Derecho y Médicos Sin Fronteras (MSF) han advertido de que esta suma es "exageradamente baja" y no se corresponde con la urgencia que la pandemia del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) sigue representando en el mundo.

Además, han recordado que está "muy alejada" de los compromisos internacionales asumidos en Naciones Unidas para asegurar el tratamiento de 15 millones de personas en 2015. Y es que, hasta 2009, España había sido uno de los principales donantes del Fondo. No obstante, en 2010, su aportación se redujo a la mitad de lo comprometido, y en 2011 terminó sin contribución alguna, a pesar de que en la Reunión de Alto Nivel de la ONU sobre sida en junio de ese año, España suscribió el objetivo de cobertura universal de tratamiento para 2015.

El pasado febrero, España anunció su regreso al Fondo, una "buena noticia" que sin embargo, como consecuencia de los "severos recortes" a la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD), se confirma ahora con una suma que "apenas" llega al 10 por ciento de las últimas aportaciones anuales, "muy lejos" de las necesidades financieras que el Fondo Mundial tiene para cumplir con su mandato.

"Con este anuncio España vuelve a ser donante del Fondo pero la aportación es tan escasa que su impacto será muy limitado y, en un momento tan prometedor como el actual, no es suficiente. El Gobierno nos asegura que ha dado el máximo posible con el nivel de la AOD que tiene para este año, pero ese es el principal problema: la ayuda internacional ha sufrido un desproporcionado recorte de más del 50 por ciento, y eso tiene consecuencias en la vida de millones de personas en situación de extrema vulnerabilidad", ha comentado la directora de la Fundación Salud por Derecho, Vanessa López.

Por su parte, el presidente de MSF España, José Antonio Bastos, ha recordado el momento "crucial" por el que atraviesa la lucha contra el sida ya que, "por primera vez", se está en disposición de detener la propagación de una pandemia que se ha cobrado ya más de 27 millones de vidas y que no va a detenerse sólo con compromisos de palabra.

"Hace falta un apoyo financiero decidido desde los países donantes: la contribución de España al Fondo Mundial debería estar a la altura del reto asumido, y esta aportación desde luego no lo está. España no debería abandonar su compromiso con los millones de personas que necesitan tratamiento vital con urgencia", ha recalcado Bastos.

MÁS DE 7 MILLONES DE PERSONAS NECESITAN TRATAMIENTO ANTIRRETROVIRAL

Y es que, aunque más de 8 millones de personas ya reciben tratamiento antirretroviral, más de 7 millones de personas, en su inmensa mayoría pacientes sin recursos en países pobres, lo necesitan con urgencia.

Además, las últimas investigaciones han confirmado que el tratamiento del paciente de VIH previene el contagio, lo que multiplica su impacto positivo. Concretamente, según ONUSIDA, alcanzar el objetivo de 15 millones de personas en tratamiento en 2015 supondría prevenir 12 millones de nuevas infecciones.

En los últimos diez años, la lucha contra la pandemia ha experimentado grandes avances, gracias a la reducción de los precios de los tratamientos debido a los genéricos, a la aparición de las dosis fijas combinadas, a la implantación de estrategias exitosas como la descentralización o la lucha contra la estigmatización del paciente.

También, según han comentado desde ambas asociaciones, ha sido "fundamental" el compromiso de los países afectados, países en desarrollo que no pueden asumir en solitario esta carga y que, al igual que los países donantes, también se están viendo afectados por la crisis económica mundial.

"Por eso, en momentos en los que el éxito está a la vuelta de la esquina y hay tanto en juego, son necesarios compromisos más contundentes que el realizado ayer por España para sumarse a la larga lista de países que ya han decidido hacer lo necesario para poner fin a la pandemia del sida", han zanjado.