Publicado 17/01/2022 15:59

Moreno atisba "luz al final del túnel" de la sexta ola de Covid y espera una "clara tendencia a la baja" en unos 10 días

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, (i) recibe al recién nombrado Alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, (d) en el Palacio de San Telmo, a 17 de enero de 2022 en Sevilla (Andalucía, España)
El presidente de la Junta, Juanma Moreno, (i) recibe al recién nombrado Alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, (d) en el Palacio de San Telmo, a 17 de enero de 2022 en Sevilla (Andalucía, España) - Joaquin Corchero - Europa Press

SEVILLA, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha señalado este lunes que, "afortunadamente", cree que "empezamos a ver la luz al final del túnel de esta sexta ola" de la pandemia de Covid-19, a partir de una serie de datos que se observan "con esperanza" y que permiten augurar que, "previsiblemente, podremos empezar la tendencia a la baja" en el nivel de incidencia de contagios "de una manera ya clara, contundente", dentro de un plazo de "en torno a diez días".

No obstante, y a preguntas de los periodistas en el Palacio de San Telmo en rueda de prensa tras mantener una primera reunión institucional con el nuevo alcalde de Sevilla, Antonio Muñoz, el presidente de la Junta ha remarcado que "la pandemia sigue todavía en un nivel de intensidad muy alta", porque "la variante 'Ómicron' ha puesto una vez más patas arriba al planeta", provocando que se hayan "batido todos los récords de contagio de las cinco olas anteriores".

Moreno ha indicado, en todo caso, que ahora "miramos con esperanza algunos datos que nos van indicando que, previsiblemente, podremos empezar la tendencia a la baja de una manera ya clara, contundente, en torno a diez días".

"Esperamos que así suceda, aunque cada vez es más difícil hacer previsiones, porque las variantes" del coronavirus "se comportan de manera muy distinta unas de otras, y cada vez son más complejas", según ha abundado el presidente, quien en todo caso ha reiterado que "todo parece indicar a que vamos a una tendencia de doblegar la curva", porque "la velocidad de contagio se ha empezado a ralentizar, y eso es buena señal".

Después de que se hayan contagiado "decenas de miles de personas, vamos poco a poco a ir lentamente superando" esta sexta ola, según ha valorado Moreno, quien ha puesto de relieve que esta fase de la pandemia "no está teniendo una incidencia clínica muy alta, que es lo positivo a destacar, en términos de hospitalizaciones, de ingresos en UCI, de fallecimientos, pero que ha batido todos los récords en términos de contagio".

El presidente también ha defendido que la vacuna frente a la Covid-19 "está funcionando perfectamente", de ahí que haya aprovechado para insistir en realizar un llamamiento a los andaluces que no se han vacunado a que lo hagan, así como a que acudan a recibir la tercera dosis aquellos ciudadanos que, por su edad, ya pueden hacerlo.

Y es que, según ha remarcado el presidente andaluz, se ha comprobado que "los vacunados con pauta completa" que se han infectado de la Covid-19 han cursado la enfermedad de forma "muy leve", y "muchos de ellos no han tenido síntomas" ni siquiera.

EL "COLAPSO" DE LA ATENCIÓN PRIMARIA

A preguntas de los periodistas sobre la situación de la Atención Primaria en Andalucía, Moreno ha reconocido que está "colapsada" y "muy tensionada", porque "ahora mismo estamos en pleno auge de presión sanitaria, en el máximo posible", después de que "decenas de miles" de personas se hayan contagiado de la Covid-19 en cuestión de "días" y "semanas".

"Todo eso colapsa, porque llegan a los centros de salud", con una Atención Primaria "ya de por sí debilitada por un problema estructural", según ha continuado Juanma Moreno, quien ha incidido en que "eso hace que esté muy tensionada" esa parte del sistema sanitario, algo que "no ocurre" en la atención hospitalaria, que "sigue en un ritmo razonable, sensato", según ha destacado.

El presidente de la Junta ha dicho que espera que, dentro de "en torno a unos 15-20 días, empecemos a notar una menor presión en los centros de salud y ambulatorios, y ya podamos empezar a normalizar la relación entre médico y paciente, que ahora mismo no se puede hacer porque una parte de la plantilla" de sanitarios "está de baja, y porque se ha multiplicado hasta por 50, y a veces hasta por 100, el número de atenciones que se hacían" en dicho nivel de la sanidad, según ha expuesto.

NO TIENE UNA "BOLA DE CRISTAL" DE CARA A LA SEMANA SANTA

En otro orden de cosas, a preguntas de los periodistas sobre las perspectivas que maneja de cara a la forma como pueda celebrarse la próxima Semana Santa en Andalucía, Moreno ha señalado que no tiene una "bola de cristal" para predecirlo, aunque ha querido dejar claro que habrá "pocas personas más entusiastas" que él "con la posibilidad de que se puedan realizar las procesiones de Semana Santa en Andalucía" la próxima primavera, porque es "cofrade" y, "como andaluz", es "consciente del respaldo social, de la pasión que tiene en Andalucía" esta celebración, y también de "la importancia económica que tiene para nuestra tierra".

Por eso, Moreno se ha declarado "absolutamente partidario de que se pueda desarrollar la Semana Santa con todas las posibilidades", pero ha advertido de que en lo que va de pandemia ha aprendido que "el virus es imprevisible", y ha puesto de relieve al respecto que la variante 'Ómicron' "ha tardado 32 días en infectar a todo el mundo".

Tras remarcar que "lo que ninguna autoridad pública del mundo hará será, teniendo datos en la mano, tomar decisiones que afecten a la salud de sus ciudadanos", Moreno ha recordado que la Semana Santa cae este año en abril, y aún "estamos a mediados de enero", de forma que "queda mucho tiempo en términos epidemiológicos".

En ese tiempo "tenemos, primero, que acabar con esta sexta ola, y cruzar los dedos para que no venga una séptima ola que nos inoportune en esos importantes eventos", ha continuado el presidente, que ha agregado que "quiere ser optimista" y "pensar que no, que una vez que pasemos la sexta ola entremos en una zona valle", teniendo en cuenta además que "en abril empieza el buen tiempo, con lo que hay menos personas en zonas cerradas", y "es más difícil el contagio en zonas abiertas".

Pero Moreno ha insistido en abogar por "ser prudente hasta que estemos más cerca de la Semana Santa", porque ya le ha pasado en otras fases de la pandemia que las previsiones que manejaba eran más favorables que lo que finalmente ha acabado sucediendo. Al respecto, ha comentado que "la última" vez que hasta el momento le ha sucedido eso ha sido "en las navidades, que pensábamos que iban a ser espectaculares y hemos notado que muchas reservas se han caído" y "muchos eventos se han suspendido".

En todo caso, Moreno ha recordado que "quien decide finalmente si salen o no" las cofradías es "el arzobispado en cada una de las respectivas diócesis", de forma que las administraciones "podemos ayudar, colaborar, recomendar, pero son decisiones que finalmente las toman los órganos competentes", y al respecto ha querido dejar claro que "desde el Gobierno andaluz pondremos todas las facilidades para que se celebre" la Semana Santa "siempre que lo permita el Covid", según ha zanjado.