Montes apuesta porque la eutanasia se debata y decida en "consulta popular" y no dependa de "partidos en el poder"

Actualizado 08/07/2008 16:04:07 CET

Médicos del Severo Ochoa aseguran que los partidos políticos "han acorralado" el debate sobre el derecho a una muerte digna

SANTANDER, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

El doctor Luis Montes, ex jefe del Servicio de Urgencias del Hospital Severo Ochoa de Leganés, afirmó hoy que un tema "fundamental", como a su juicio lo es el derecho a decidir sobre nuestra muerte, tiene que ser "debatido y decidido" por una "consulta popular" y que no "dependa", por tanto, de los "partidos políticos en el poder".

En consecuencia, el anestesista insistió en la necesidad de "poner fecha" a un debate "sosegado" que "está en la sociedad". Tras reiterar, que es "un buen momento" para iniciar ese debate, Montes consideró que la sociedad está "madura" para abordar este asunto que tiene su principal "obstáculo", precisamente, en los "condicionamientos" para no abrir el debate que, además, no le "parecen serios".

En su opinión, tras la Ley de Autonomía del Paciente aprobada en 2002 hay que "dar el siguiente paso", bien a través de una iniciativa legislativa o a través de "la verdadera discusión", es decir, realizar un debate y después una consulta.

Montes hizo estas afirmaciones en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander, donde dirige el seminario 'Muerte digna, asistencia ante la muerte' en el que participan, entre otros, el doctor Joaquín Insausti, responsable de la Clínica del Dolor del Hospital Severo Ochoa, y el doctor Frutos del Nogal, ex jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos de dicho centro hospitalario.

A la opinión de Montes, que fue respaldada por sus compañeros, Del Nogal añadió que todavía "no se ha dejado hablar" a los ciudadanos sobre esta cuestión sino que los partidos políticos han "acorralado el debate".

En rueda de prensa, el doctor Insausti estimó que "lo deseable" y lo que hay que procurar es alcanzar "el mayor consenso social" posible aunque, a su parecer, "está claro que hay gente que no está por el consenso". En este sentido, defendió que el derecho a una muerte digna no tiene que ver con la religión sino que se trata de una "decisión individual" de cada persona. Aún así, afirmó que todas las opiniones en torno a la eutanasia son "respetabilísimas", aunque procedan de "una minoría".

Debido precisamente a que la eutanasia se pide desde "la libertad de cada uno", Insausti reflexionó que no se puede "ir todos del brazo" ya que, de esta manera, no se iría "a ningún sitio", sino que hay que procurar que haya una "mayoría amplia" de ciudadanos que solicitan la "libertad" de morir dignamente. "Es una de las pocas libertades que nos queda por conquistar", manifestó al tiempo que alentó a la sociedad a "luchar" por ese derecho.

"SE HA HECHO SANGRE".

Asimismo, el responsable de la Clínica de Dolor del Severo Ochoa, manifestó que la actual discusión en torno a la eutanasia es consecuencia de un "escándalo artificial" y "organizado" alrededor de un tema que "nadie puede hurtar" puesto que "todos" tenemos el derecho a vivir, y morir, dignamente. En este punto, abogó por "pelear" para que esa "libertad" se convierta en un "derecho reconocido".

El parecer de Insausti fue compartido por Del Nogal, quien aseveró que "se ha hecho sangre" de una situación planteada por el Gobierno de Madrid de forma "violenta y cruel", en alusión al caso de las sedaciones de Leganés. A su juicio, el tema se "ha sacado de contexto" de manera "interesada" por lo que ahora la situación "debe ser normalizada". La sociedad, dijo, debe "acostumbrarse" a que las personas "tienen que morir con dignidad". "Es un hecho natural", apostilló.

Para el doctor Montes, la "crisis" del Severo Ochoa constituyó una "campaña mediática bestial" que ha "sensibilizado" la opinión ciudadana por lo que, reiteró, hay que "poner fecha" a un debate sobre la eutanasia.