Publicado 30/08/2021 10:23CET

Montero se compromete a dar un "impulso definitivo" a la reforma de la ley del aborto antes de final de año

La ministra de Igualdad, Irene Montero, durante una reunión telemática
La ministra de Igualdad, Irene Montero, durante una reunión telemática - MINISTERIO DE IGUALDAD

MADRID, 30 Ago. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Igualdad, Irene Montero, se ha comprometido este lunes a "dar un impulso definitivo" a la reforma de la ley del aborto antes de que finalice el año.

"Vamos a dedicar a la reforma del aborto, junto con la ley de trata, nuestra energía y vamos a poner todos los esfuerzos para que cualquier mujer pueda interrumpir su embarazo cerca de su domicilio y en un hospital público", ha explicado Montero en una entrevista en Radiocable recogida por Europa Press.

La titular de Igualdad ha expresado la voluntad del ejecutivo de "respetar los derechos del personal sanitario", pero ha precisado que "los derechos de los médicos no pueden estar por encima de los de las mujeres". Por ello, ha apuntado la necesidad de "buscar fórmulas" para compatibilizar ambos derechos porque, según ha afirmado, el hecho de que haya mujeres que tengan que ir a otras comunidades autónomas a abortar supone una "violación de sus derechos".

Ha resaltado, asimismo, la "gran unidad" del feminismo en torno a que el aborto es un derecho de la mujer. "Siempre habrá un debate, pero en España hay un amplio consenso de que la interrupción voluntaria del embarazo es un derecho y trabajamos para eliminar la reforma absurda del PP, que perjudica a mujeres en grave situación de vulnerabilidad, y hacer efectivo ese derecho", ha expuesto la titular de Igualdad.

Además de garantizar la atención a las mujeres que quieran poner fin voluntariamente a su embarazo, Montero ha explicado que la citada reforma incluirá la mejora de los procesos para abortar, el reconocimiento de la "violencia obstétrica", el derecho de la mujer a elegir el método para interrumpir su gestación y el "reconocimiento de los vientres de alquiler como una forma de violencia hacia las mujeres".

Contador