Actualizado 05/05/2008 14:53:55 +00:00 CET

La mitad de los británicos, abocados al sobrepeso y la diabetes

LONDRES, 5 May. (OTR/PRESS) -

Una secuencia de genes relacionada con la tendencia al incremento del perímetro abdominal, el sobrepeso y la tendencia a desarrollar diabetes tipo 2 ha sido descubierta como parte de un estudio publicado en la revista Nature Genetics. El estudio muestra también que la secuencia de genes es significativamente más común en personas con antepasados indioasiáticos que en europeos. La investigación financiada por la British Heart Foundation, podría abrir la puerta a mejores tratamientos para la obesidad.

Los científicos del Imperial College de Londres y otras instituciones internacionales han descubierto que dicha secuencia genética está asociadas con un incremento de dos centímetros en el perímetro abdominal, una ganancia de peso de dos kilos y una tendencia a la resistencia a la insulina que puede provocar diabetes tipo 2. La secuencia ha sido encontrada en nada menos que la mitad de la población del Reino Unido, aunque es tres veces más común en indioasiáticos que en europeos.

"Hasta ahora, hemos entendido poco sobre el componente genético de problemas comunes ligados con al obesidad, tales como las enfermedades cardiovasculares y la diabetes", explicó el profesor Jaspal Kooner, autor principal de la investigacicón. "Encontrar una estrecha asociación entre una secuencia genética y efectos médicos significativos es muy importante, especialmente cuando esa secuencia se encuentra en la mitad de la población", señaló en declaraciones recogidas por otr/press del estudio, publicado en la revista Nature Genetics.

CUÁNTO COMEMOS Y CUÁNTA ENERGÍA GASTAMOS

La secuencia genética se sitúa próxima a un gen llamada MC4R, que regula los niveles de energía en el cuerpo influyendo en cuánto comemos y cuánta energía gastamos o conservamos. Los investigadores creen que esta secuencia está involucrada en el control del gen MC4R, que ha sido también relacionado con raras formas de extrema obesidad en niños.

La investigación fue realizada aprovechando los resultados del estudio London Life Sciences Population (LOLIPOP), dedicado a conocer las causas genéticas y ambientales de las enfermedades cardiovasculares, diabetes y obesidad en aproximadamente 30.000 ciudadanos británicos. Los científicos comprobaron la asociación entre marcadores genéticos únicos, denominados polimorfismos nucleares simples, y rasgos físicos asociados con la obesidad, tales como el perímetro abdominal y la resistencia a la insulina.

"El estudio que hemos llevado a cabo a través de LOLIPOP está proporcionando datos importantes y únicos", explicó el profesor John Cahmbers, del Imperial College. "Teniendo en cuenta el número de personas relacionadas, las comparaciones entre antepasados indioasiáticos y europeos y los detalles con los que podemos explorar los efectos genéticos y ambviental,es nos han ayudado a identificar vinculaciones cruciales", aseveró.