Actualizado 31/05/2007 21:13:16 +00:00 CET

Los MIR acuerdan con Sanidad el "descanso obligatorio" tras 24 horas de guardia, limitado por "emergencia médica"

MADRID, 31 May. (EUROPA PRESS) -

Los Médicos Internos Residentes (MIR) y el Ministerio de Sanidad acordaron esta tarde en Madrid que el futuro Real Decreto de Formación de especialistas en Ciencias de la Salud contemple el derecho al "descanso obligatorio" tras 24 horas de guardia, limitado únicamente en caso de "emergencia médica", según informó Europa Press un portavoz de la asociación de los MIR.

En este sentido, el presidente de la Asociación de Médicos Internos Residentes de la Comunidad de Madrid (AMIRCAM), Íñigo Espert --en representación de las asociaciones autonómicas, la estatal AEMIR y el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM)--, acordó hoy con el subsecretario general de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, Miguel Javier Rodríguez Gómez, añadir al Real Decreto una disposición adicional que contemple este derecho.

Tras esta reunión, los MIR subrayaron las "buenas intenciones" del Ministerio de Sanidad, aunque con una "sensación agridulce" ya que, según un portavoz de AMIRCAM, no se satisficieron todas sus reivindicaciones debido a que el sistema sanitario español está "atomizado y fragmentado", lo que dificulta las "políticas de cohesión".

En este sentido, los MIR abogaron, sin conseguirlo, por que las médicas embarazadas no hicieran guardia y, además, se contemplara una remuneración. Según la AMIRCAM, el Ministerio de Sanidad rechazó que esta medida se añadiera en la disposición adicional del Real Decreto debido a que las competencias sobre esta materia están transferidas a las comunidades autónomas.

Por esta misma razón, el AMIRCAM tampoco consiguió que se establecieran "unas bases sólidas para que se desarrolle la investigación básica y clínica durante la Residencia", si bien Sanidad se comprometió a "potenciar la investigación". Según AMIRCAM, esto es "como no decir nada", ya que su deseo era establecer "unos criterios mínimos" para que los residentes se guíen por la "excelencia" en un sistema sanitario que, de ser así, "sería pionero en Europa".