Actualizado 02/06/2010 18:34 CET

Minke: se pone en valor "el trabajo para el bienestar de la humanidad"

OVIEDO, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

El bioquímico y genetista Baruch Minke ha agradecido la concesión del Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2010, porque se trata de un reconocimiento al "trabajo científico independiente para avanzar en el bienestar de la humanidad", según trasladó el galardonado a la Fundación Príncipe de Asturias.

Asimismo, Minke aseguró sentirse "profundamente honrado" por el Premio, y calificó de "privilegio recibir este honor junto con el doctor Julius y la doctora Watkins, quienes gozan de reconocimiento mundial por sus investigaciones pioneras sobre los mecanismos del dolor".

Baruch Minke nació en Tel Aviv (Israel). Es licenciado en Psicología y Bioquímica por la Universidad Hebrea de Jerusalén, en 1973 se doctoró en Biofísica en dicha Universidad y completó su formación posdoctoral en Genética y Electrofisiología del Sistema Visual en la Purdue University (Indiana, EE.UU.). Desde 1987 es profesor y director del Departamento de Fisiología de la Facultad de Medicina de la Universidad Hebrea de Jerusalén y miembro de los comités ejecutivo y directivo de dicha Universidad. Además, es director del Centro Wilhelm Kühne Minerva para el Estudio de la Transducción Visual, de la Sociedad Max-Planck, y asesor del Comité Israelí para la Educación Superior.

Además, ha sido el primero en identificar una nueva clase de canales iónicos, denominados TRP, fruto de sus investigaciones sobre la fototransducción y la visión en la Drosophila melanogaster, la mosca de la fruta. Asimismo, analizó las propiedades biofísicas y bioquímicas de los canales TRP en el ojo de la Drosophila e identificó la fosfolipasa C y el canal TRP como una ruta de señalización común en numerosos sistemas sensoriales, incluyendo los nociceptores, sentando así las bases para la investigación de las moléculas que explican las propiedades especializadas al dolor de estas neuronas.