Publicado 03/02/2021 14:48CET

El Ministerio de Sanidad reforzará el protocolo frente a las agresiones, según el CSIF

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, durante una comparecencia en la Comisión de Sanidad y Consumo, en Madrid, (España)
La ministra de Sanidad, Carolina Darias, durante una comparecencia en la Comisión de Sanidad y Consumo, en Madrid, (España) - EUROPA PRESS/O.CAÑAS.POOL - Europa Press

MADRID, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha informado de que el Ministerio de Sanidad va a impulsará un protocolo de actuación coordinado con todos los agentes implicados, así como Fuerzas de Seguridad del Estado, para actuar y prevenir este tipo de situaciones. Además, entre otras medidas, se ofrecerá apoyo jurídico a las personas afectadas.

La organización se ha pronunciado así tras una reunión con Sanidad en la que ha presentado a los sindicatos del ámbito un informe en el que advierte del incremento en el número de agresiones a los profesionales del Sistema Nacional de Salud por parte de los usuarios.

Se trata esta de la primera reunión de la mesa del ámbito tras un año de parón. En este sentido, el departamento que dirige Carolina Darias se ha comprometido a reactivar el diálogo con los sindicatos y a realizar reuniones trimestrales con los temas prioritarios: temporalidad, déficit de plantillas, mejora de condiciones, prevención de riesgos laborales, jubilación anticipada, recatalogación de categorías o la situación del personal ante el covid19.

Según los últimos datos (2018), hay una tasa de 17,7 agresiones por cada 1.000 profesionales (casi tres puntos más respecto al año anterior). En su mayoría, son mujeres, médicos y enfermeras, y la persona agresora en la mayoría de los casos es el paciente, normalmente un hombre.

En este sentido, CSIF ha avisado de que este tipo de situaciones se han visto agravadas en la actualidad como consecuencia de la crisis del covid19, el déficit en las plantillas y el deterioro en la asistencia sanitaria.

"Por eso, consideramos que hay que actuar con celeridad. Entre otras medidas, reclamamos reforzar la seguridad en todos los centros sanitarios (protocolos contra agresiones, mayor presencia policial, cámaras de vigilancia, botones del pánico, actuaciones de prevención y medidas de autoprotección para los trabajadores); apoyo psicológico, jurídico y de acompañamiento; formación a profesionales y endurecer las sanciones", han dicho desde la organización.

En lo que se refiere al deterioro asistencial, CSIF ha lamentado los últimos datos de la Seguridad Social que indican la destrucción de un total de 9.547 empleos a lo largo del mes de enero. Para CSIF, resulta "indignante" que se haya prescindido de efectivos en uno de los peores meses de la pandemia, en el que se han vuelto a disparar los contagios y la presión hospitalaria, con las UCI al límite.

"Sanidad nos ha trasladado el compromiso de impulsar un registro unificado de personal del Sistema Nacional de Salud para mejorar la planificación, como reclama CSIF, y ha reconocido que carecen de datos unificados de las comunidades autónomas", ha añadido la organización sindical.

Para CSIF, la Sanidad, en concreto, requiere un plan adicional con 289.235 nuevas plazas entre 2021-2031 para equipararse a la media de la Unión Europea. Y es que, España cuenta con tres camas de hospital por cada mil habitantes, frente a las cinco de la media UE o las ocho de Alemania, con lo que conlleva de personal.

"La sanidad tiene un problema de personal estructural, tanto de médicos como de Enfermería, de tal manera que se han tenido que adoptar medidas como la contratación de médicos extracomunitarios sin título homologado, estudiantes en el último año de grado o la movilidad forzosa. Sanidad también mostró su preocupación por la alta tasa de temporalidad, que puede llegar hasta el 60 por ciento en algunas comunidades autónomas", ha apostillado.

Finalmente, en la reunión CSIF también ha reclamado que se aclare el procedimiento para reconocer la enfermedad profesional al personal de la sanidad contagiado con anterioridad a esta norma, que se refuerce la prevención en el personal que se encuentra en primera línea ante el aumento de los contagios y que se realicen estudios de seroprevalencia y PCR periódicas.