Actualizado 19/02/2010 14:19:33 +00:00 CET

Un método permite que las vacunas se mantengan sin refrigerar

MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

Científicos de la Universidad de Oxford (Reino Unido) han desarrollado un novedoso método que permite conservar las vacunas a temperaturas ambiente, incluso en países tropicales, sin necesidad de refrigeración, según un artículo que aparece publicado en la revista 'Science Translational Medicine'.

Para ello, han desarrollado un sistema hipodérmico de inyección rehidratada llamado 'HydRIS' (en sus siglas en inglés) que requiere combinar vacunas con dos tipos de azúcar --sacarosa y trehalosa, caracterizada por sus propiedades conservantes-- antes de deshidratarlas lentamente en un filtro de papel. De este modo, se conserva la vacuna estable durante un máximo de seis meses a la espera de ser utilizada, momento en que "puede reactivarse fácilmente".

Según explicó el principal autor de este hallazgo, Alan Hill, en declaraciones a la BBC recogidas por Europa Press, "la técnología es simple, extremadamente barata y no presenta ningún obstáculo científico".

La necesidad de mantener las vacunas a temperaturas bajas para evitar su deterioro ha sido una barrera para la inmunización en los países en desarrollo, donde no siempre disponen de clínicas debidamente adaptadas para la refrigeración ni el abastecimiento de electricidad está garantizado.

De este modo, Hill asegura que si se consiguen convertir todas las vacunas estándar en una solución como ésta "sería mucho más barato distribuirlas y se podría vacunar a muchos más niños".

En los ensayos se utilizaron virus vivos aunque los investigadores están convencidos que este método también puede ser efectivo con vacunas que tienen proteínas inactivas. "Ahora sólo es cuestión de desarrollar la técnica, probarla en África y ver si puede producirse industrialmente", insistió, para lo que se han fijado un plazo estimado de cinco años.

Por su parte, el doctor Matt Cottingham, quien también participó en el estudio, afirma que "sin necesidad de refrigeración las vacunas podrían incluso podrían ser transportadas en una mochila por un individuo en bicicleta hasta las áreas más remotas".

La investigación ha estado financiada por la Fundación Bill y Melinda Gates y fue realizada en colaboración con la empresa Nova Bio-Pharma Technologies.