La melamina de las vajillas puede filtrarse a los alimentos

Actualizado 22/01/2013 18:51:39 CET
Análisis de la leche adulterada con melamina en China
Reuters

NUEVA YORK, 22 Ene. (Reuters/EP) -

Científicos de la Universidad Médica de Kaohsiung en Taiwán, China, han descubierto que los platos y cuencos que contienen melamina pueden acabar filtrando este compuesto a los alimentos con los que se utilizan, si bien aseguran que esto no prueba que pueda ser perjudicial para la salud.

Así se desprende de los resultados de un estudio publicados en el último número de la revista 'JAMA Internal Medicine', después de que en 2008 China registrara el fallecimiento de seis bebés por un fallo renal ocasionado por grandes dosis de melamina, compuesto químico utilizado en algunos tipos de fertilizantes y en la resina utilizada para fabricar algunas vajillas.

En este nuevo estudio, realizado en adultos jóvenes sanos, se analizó la presencia de melamina en la orina después de comer sopa de fideos caliente en cuencos hechos con resina de melamina y se observó que los niveles eran más altos apenas 12 horas después de comer.

En concreto, se observó que los jóvenes que utilizaban vajillas con melamina presentaban 8,35 microgramos de esta sustancia en la orina, frente a los 1,31 microgramos del grupo que no se había expuesto a este compuesto.

Los investigadores no midieron los efectos sobre la salud que pueden estar asociados a la melamina, y tampoco está claro si los niveles en la orina podría conducir a problemas médicos a largo plazo.

Por ello, la investigadora Chia-Fang Wu ha destacado que los efectos a medio y largo plazo de la exposición a este compuesto aún debe ser "motivo de preocupación" y ha de ser estudiada en posteriores trabajos.

La Agencia Americana del Medicamento (FDA, en sus siglas en inglés) mantiene la autorización de este compuesto para la fabricación de algunos utensilios de cocina, vajillas, plásticos y recubrimientos industriales, entre otras cosas.

No obstante, el profesor Craig Langman, experto en enfermedades renales de la Northwestern University de Chicago (Estados Unidos), ha reconocido que la exposición es mucho más frecuente en otros países como China.

"La exposición americana a estas vajillas debe ser asombrosamente pequeña. Sin embargo, después de la intoxicación china hay que estar completamente atentos ante el temor que se dé un caso similar", ha destacado este experto, quien desaconseja el uso de utensilios con este compuesto recordando que, por ejemplo, es incompatible con el uso de microondas. "Si puedes evitarlo, ¿por qué usarlo?", se ha preguntado.