Mejorar los registros oncológicos y optimizar los Consejos Genéticos, demandas de las pacientes de cáncer de ovario

Actualizado 07/05/2013 18:21:48 CET
Imagen de los expertos en la presentación del I Día Mundial del Cáncer de Ovario
EUROPA PRESS

El 80 por ciento de casos se detecta cuando la enfermedad se encuentra en una fase avanzada

MADRID, 7 May. (EUROPA PRESS) -

Mejorar los registros de enfermedades oncológicas y optimizar los Consejos Genéticos son algunas de las demandas que las pacientes de cáncer de ovario han elevado este martes con motivo de la celebración del I Día Mundial de este tumor.

Esta iniciativa, que ha surgido de la colaboración de más de 30 asociaciones de diferentes países entre las que se encuentra la Asociación de Afectados por Cáncer de Ovario (Asaco), ha servido para presentar el informe 'El Cáncer de Ovario en España', en el que se especifica la situación actual de esta patología en el territorio nacional.

A juicio de la presidenta de esta entidad, Paz Ferrero, el objetivo a años vista es "conseguir mejores tasas de supervivencia y optimizar la calidad vida". Por ello, considera que es necesario "concienciar y explicar que no existe un diagnóstico precoz".

En este sentido, sostiene que de esta enfermedad, que representa "la sexta causa de muerte en mujeres y la primera en cáncer ginecológico", el 80 por ciento de las pacientes son detectadas "en fases avanzadas". Para ella, uno de los problemas es la sintomatología "inespecífica" que conlleva.

Ésta responde a hinchazón abdominal, dolor pélvico, frecuente necesidad de orinar, estreñimiento, diarrea, sensación de plenitud continua, pérdida de apetito o cansancio excesivo. Para saber si se puede estar ante un posible cáncer de ovario, Ferrero señala que éstos se deben producir "de manera persistente durante más de dos semanas", momento en el cual se debe acudir al ginecólogo.

Por todo ello, manifiesta que es necesario "un protocolo de actuación" ya que, en la actualidad "no es el mismo en toda España". Al respecto, el secretario del Grupo Español de Investigación en Cáncer de Ovario (Geico), el doctor Antonio González, afirma que es importante "mejorar los registros de enfermedades oncológicas".

SE ESTIMA QUE CADA AÑO SON DIAGNOSTICADAS 3.000 MUJERES

"Sólo sabiendo exactamente el número de pacientes con cáncer de ovario podremos adecuar los recursos para obtener un mejor tratamiento", continúa el experto al tiempo que indica que, con los datos actuales, se estima que "cada año se diagnostican a 3.000 mujeres". Por ello, es "el cuarto o quinto tumor en frecuencia en las mujeres", declara.

El problema radica, a su juicio en su elevada tasa de mortalidad a pesar de su descenso desde el año 2000, y es que "es la quinta causa de muerte en mujeres". Esto se debe a la detección tardía del tumor por la falta de cribado, algo que hace que el cáncer pase "del ovario al resto de la cavidad abdominal y su supervivencia se sitúe por debajo del 50 por ciento".

Ante ello, el también portavoz de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y jefe de Servicio de Oncología Médica del MD Anderson Cáncer Center de Madrid expone que es óptimo "evitar fumar, beber alcohol y tener sobrepeso". Además, señala como población de riesgo a las mujeres con historial de cáncer de ovario en su familia, ya que "el 10 por ciento de las detectadas tiene cáncer hereditario".

Para González, esta enfermedad tiene cuatro subtipos, siendo el seroso el más frecuente y en el que más influye la genética. En ello es en lo que se fija precisamente la investigación actual, ya que "el futuro pasa por un mejor conocimiento molecular del cáncer y por aplicar terapias biológicas".

Así, sostiene que ya existe una nueva generación de fármacos para determinadas alteraciones, como es el caso de la del DNA en el tipo seroso. "La más prometedora es la terapia angiogénica para bloquear la generación de vasos en el tumor y que se hace a través de anticuerpos monoclonales", asegura.

De cualquier forma, mantiene que el tratamiento estándar es la cirugía y, tras ella, seis ciclos de quimioterapia. Sin embargo, subraya que ésta debe realizarse "en centros especializados de tercer nivel, lo que "ahorra costes indirectos".

EL TRATAMIENTO QUIRÚRGICO ES FUNDAMENTAL

En opinión del coordinador de la Unidad de Cáncer Ginecológico en HM Hospitales, el doctor Lucas Minig, la cirugía es "capital" al poder encontrarse la enfermedad "en otros emplazamientos, como el hígado, el intestino o el bazo". Por esto, se debe extirpar "toda la que sea posible", explica.

En el caso de que no se logre erradicar todo el tumor, el experto sostiene que el proceso se modifica hacia "tres ciclos de quimioterapia neoadyuvante, cirugía y otros tres ciclos más". De hecho, lamenta que "sólo en el 30 por ciento de los casos se consigue resecar toda la enfermedad", por lo que este tratamiento es el más habitual.

A su juicio, el especialista que debe realizar la intervención es el ginecólogo oncólogo, especialidad que aún no existe en España, ya que "las mujeres que son operadas por estos profesionales viven un 20 por ciento más". De cualquier manera, éste debe ser asistido por "cirujanos generales, anestesiólogos, infectólogos, intensivistas, internistas y enfermeros", matiza.

Para concienciar y sensibilizar acerca de todo lo que envuelve a esta patología, Asaco va a realizar este miércoles una actividad de ejercicio físico por la mañana en la plaza Ramón y Cajal de Madrid, y una jornada para pacientes por la tarde en el Hospital Clínico San Carlos, también de la capital.