Actualizado 05/10/2010 20:55 CET

Las medidas anticrisis han supuesto un descenso del gasto farmacéutico del SNS de más de un 6% con respecto a 2009

Atraco con violencia en una farmacia de Badajoz
ep

MADRID, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

Las diferentes medidas adoptadas por el Ministerio de Sanidad y Política Social para reducir el déficit público y promover la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS) ya están arrojando sus "primeros resultados", ya que en agosto se ha conseguido reducir el gasto farmacéutico en un 6,4 por ciento con respecto al mismo mes del año anterior.

Según ha anunciado el secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, durante su comparecencia en la Comisión de Sanidad en el Congreso, gracias a estas medidas también se ha conseguido el crecimiento interanual de la factura farmacéutica pública por recetas "más bajo de toda la historia", de un 2,27 por ciento, cuando en mayo pasado estaba situado en un 4,86 por ciento.

Esto ha sido posible gracias a la rebaja del precio de los medicamentos genéricos (en un 25% de promedio) que entró en vigor en julio; y a la bajada del 7,5% en el precio de los productos sanitarios y del 20% en los absorbentes de incontinencia de orina, en vigor desde agosto.

Además, Martínez Olmos confía en que esta tendencia de desaceleración continúe en los próximos meses y "se consolide" en 2011 con la entrada en vigor del nuevo cálculo de los precios de referencia también acordado dentro de estas medidas.

Del mismo modo, ha anunciado que en el próximo mes de noviembre la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) tendrá decididos qué medicamentos se podrán dispensar en unidosis en las farmacias, con el objetivo de "un mejor aprovechamiento los envases y al mejor seguimiento de los tratamientos".

Gracias a estas medidas, el 'número dos' del departamento de Trinidad Jiménez ha justificado ante la Comisión de Sanidad la "austera" partida presupuestaria que tendrá su Secretaría General de Sanidad para "garantizar" la sostenibilidad del SNS.

"Me siento cómodo presentando estos presupuestos", ha reconocido Martínez Olmos, quien asegura que "se pueden hacer las mismas cosas con menos recursos con poco que uno se aplique".

De este modo, ha anunciado que al proyecto de Sanidad en Línea se destinarán 13,39 millones de euros, con el objetivo de continuar implantando los proyectos de Historia Clínica Digital y la Receta Electrónica "sin necesidad de cambiar las tarjetas sanitarias".

Además, el Programa de Cohesión de Calidad del SNS contará con 173,28 millones de euros, mientras que el Fondo de Cohesión Sanitaria contará con 87,2 millones de euros con carácter ampliable. Este punto ha sido uno de los puntos más criticados por la oposición, ya que supone la primera reducción de esta partida en los últimos cinco años.

MENOS PRESUPUESTO PARA EL FONDO DE COHESIÓN

Según ha denunciado el diputado 'popular' Mario Mingo, Sanidad ha mostrado una "debilidad abrumadora" con la reducción presupuestaria presentada, y critica que reduzcan la dotación para el Fondo de Cohesión "cuando todos los grupos pedían que lo subiese".

Sin embargo, Martínez Olmos ha reconocido que "porque haya 12 millones menos para la cohesión no se va a hundir el SNS", añadiendo que "cuando ha habido expansión presupuestaria se ha ampliado" y recordando que "se puede ampliar siempre que sea necesario".

En otro sentido, ha anunciado que los planes multisectoriales de lucha contra el VIH y el sida mantendrán sus dotaciones y contarán con 14,8 millones de euros, mientras que el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria recibirá 231,3 millones de euros para cubrir las necesidades sanitarias en Ceuta y Melilla.