Publicado 16/08/2021 15:34CET

Los médicos rechazan la injerencia judicial en decisiones clínicas, contrarias a los protocolos y la evidencia médica

Archivo - Tomás Cobo
Archivo - Tomás Cobo - JOSE LUIS PINDADO - Archivo

MADRID, 16 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM), tras la decisión del juez del Juzgado de lo contencioso administrativo número 1 de Castellón de la Plana de obligar al Hospital de la Plana a aplicar una terapia - no aprobada y en contra de los protocolos científicos- a un paciente ingresado en la UCI, considera que la injerencia judicial en decisiones clínicas "altera gravemente los procesos de evaluación" que desarrollan las sociedades científicas, las guías de práctica clínica y el trabajo de las agencias de evaluación del Sistema Nacional de Salud.

El CGCOM sostiene que la imposición judicial de iniciación de un tratamiento, que "desoye las recomendaciones del equipo encargado de la atención al paciente y al margen de los protocolos basados en la evidencia científica", puede contribuir a que "se diluyan las responsabilidades y el paciente sufra las consecuencias en la calidad de la asistencia y su seguridad".

Además, el dictamen del juez contempla la incorporación de profesionales externos al hospital para la aplicación de dicha terapia, lo que genera una clara disfuncionalidad y un conflicto de seguimiento del paciente y atribución de los resultados.

Entendiendo el derecho regulado de los pacientes a la libre elección, la corporación recuerda que "el sistema sanitario tiene la obligación de garantizar que las técnicas o productos que puedan elegirse cumplan las condiciones de eficacia o, al menos, de inocuidad"; y recomienda que, "si algún profesional del centro referido se ve obligado a colaborar con el dispositivo externo que va a aplicar la terapia, se le admita una declaración escrita en la que exprese su criterio" y que, antes de la aplicación de la terapia, la descripción de las responsabilidades del hospital y sus profesionales y la del especialista externo deben quedar explicitadas.

Por su parte, el CGCOM se ofrece como instancia mediadora para evitar decisiones poco fundamentadas en la ciencia y práctica médica, al tiempo que recuerda que la Medicina, la Política y la Justicia deben colaborar desde cada uno de sus respectivos ámbitos y competencias.

De igual modo, la institución traslada su apoyo al equipo sanitario del hospital, el cual ha procedido en base a las normas legales y deontológicas aplicables y ha prestado al paciente la atención técnica y profesional adecuada, de acuerdo con el estado de desarrollo de los conocimientos científicos y con los niveles de calidad y seguridad establecidos.