Publicado 03/04/2020 14:48:16 +02:00CET

Médicos Sin Fronteras pide que no se patenten medicamentos, test o vacunas frente al Covid-19

Un miembro de Médicos sin Fronteras frente camas para pacientes con Covid-19
Un miembro de Médicos sin Fronteras frente camas para pacientes con Covid-19 - MSF

MADRID, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

Médicos Sin Fronteras (MSF) ha exigido que no se patenten los medicamentos, test o vacunas para la pandemia de Covid-19, y que los gobiernos suspendan, anulen patentes y tomen otras medidas, como el control de precios, para garantizar la disponibilidad, reducir el precio y salvar más vidas.

A través de un comunicado, la ONG asegura que está "profundamente preocupada" por el acceso a cualquier futuro medicamento, prueba o vacuna para el Covid-19 en los países afectados por esta pandemia. "Eliminar las patentes y otras barreras es fundamental para ayudar a garantizar que haya suficientes proveedores que vendan a precios que todos puedan pagar", piden.

"Por nuestro trabajo en todo el mundo, sabemos muy bien lo que significa no poder tratar a nuestros pacientes porque el medicamento necesario es demasiado caro o simplemente no está disponible. En los países donde las corporaciones farmacéuticas hacen cumplir las patentes, instamos a los gobiernos a poner en marcha la rueda para anular estos monopolios para que puedan garantizar el suministro de medicamentos asequibles y salvar más vidas", explica el doctor Márcio da Fonseca, asesor de Enfermedades Infecciosas de la Campaña de Acceso de MSF.

Stijn Deborggraeve, asesor de Diagnóstico en la Campaña de Acceso de MSF, señala que, en medio de la expansión de la pandemia, "ahora no es el momento de probar cuales son los precios más altos que soportará el mercado". "Sabemos lo vitales que son las pruebas en esta pandemia, por lo que los tests deben ser asequibles para todos los países", afirma.

MSF advierte de que los altos precios y los monopolios provocarían un racionamiento de medicamentos, pruebas y vacunas, que solo servirán para prolongar esta pandemia. "Las empresas farmacéuticas y de diagnóstico están eligiendo ser parte del problema en lugar de ser parte de la solución, lo que demuestra que incluso en esta crisis aguda de salud global, no harán lo correcto. Hacemos un rotundo llamamiento a los gobiernos para que reconozcan cuántas vidas están en juego y usen su poder para hacer que los medicamentos, las pruebas y las vacunas estén disponibles, sean accesibles y asequibles para todos", concluyen.