Médicos de Familia no observan un descenso en la prescripción de recetas mayor al que se produce en fechas estivales

Actualizado 18/07/2012 19:53:30 CET
COLEGIO FARMACÉUTICOS

MADRID, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

El secretario de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SEMFYC), el doctor Salvador Tranche, afirma que, desde la entrada en vigor el pasado 1 de julio de copago farmacéutico, no se ha observado una reducción en la prescripción de recetas mayor a la que se produce en época estival.

"No estamos teniendo la sensación de un descenso por el tema del copago", ha explicado Tranche a Europa Press, quien sí ha confirmado que en época estival, a partir del mes de julio, suele notarse un descenso general en las recetas que se emiten desde las consultas.

No obstante, señala que no se podrá confirmar y cuantificar cuál ha sido la disminución hasta conocer los datos sobre gasto a través de receta oficial enviados por las comunidades a la Dirección General de Cartera Básica de Servicios del SNS y Farmacia del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Por otra parte, ha confirmado que las semanas antes de su aplicación se produjo un "efecto llamada" y se aumentó el número de pacientes que acudía a la consulta porque quería "hacer acopio" de medicamentos. Asimismo, ha señalado que éste efecto se ha vuelto a repetir ante entrada en vigor de la desfinanciación pública de más de 400 medicamentos para síntomas menores el próximo día 1 de agosto.

El nuevo copago ha sido muy criticado porque, por primera vez en la historia del Sistema Nacional de Nacional de Salud (SNS), obliga a la mayor parte de pensionistas a pagar un 10 por ciento del precio de sus medicinas cuando hasta ahora no pagaban nada, mientras que impone a los trabajadores activos a copagar un porcentaje determinado en función de sus ingresos.

Su introducción, afirma, ha creado mucha "confusión" entre los pacientes; así, lamenta que desde Sanidad y las comunidades autónomas no se haya dado una información más clara a la ciudadanía. "La información que se ha dado al ciudadano no se a trasmitido nada bien; no se ha contado bien y hay mucho despiste; además se mezcla la retirada de fármacos con la puesta en marcha del copago".

La medida, que forma parte de la reforma sanitaria impulsada el pasado mes de abril por la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha contado con el rechazo de diversos agentes sociales y algunas comunidades como Andalucía y Cataluña, que criticaban que su rápida implantación conllevaría dificultadas a médicos y farmacéuticos al no contar con un sistema preparado.

En este aspecto, Tranche afirma que no hay ningún problema en cuanto a la emisión de recetas, de modo que, aunque su implantación "no funcionaba bien durante la primera quincena", en estos momentos "está saliendo cada uno de los tramos de la emisión sin problemas".

Por el contrario, explica que donde se están produciendo los problemas es en la aceptación de los tramos de aportación, ya que "son muchos los pacientes que no están de acuerdo con el tramo". Al día se están registrado de manera generalizada en todo el territorio nacional hasta 4 o 5 reclamaciones por este tema.

Finalmente, ha advertido que su percepción sobre el grado de aceptación de la población sobre éstas nuevas medidas es que es "mala o muy mala", pese a que una gran mayoría de los pensionistas no tiene que pagar más del 10 por ciento de la receta.