Médicos especializados advierten del riesgo de cosumir medicamentos como barbitúricos y diuréticos durante el verano

Actualizado 20/08/2007 13:15:31 CET

MADRID, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

Expertos de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) advirtieron del riesgo que el consumo de medicamentos como barbitúricos y diuréticos durante el verano, porque "favorecen una mayor deshidratación del paciente", explicó la médico adjunto del servicio de neumología del Hospital Princesa de Madrid, Eva de Santiago.

"Las personas que toman medicación son más sensibles a los cambios de temperatura" pormenorizó la doctora. La reducción de líquidos propia de las altas temperaturas, se ve multiplicada por medicamentos como los diuréticos, utilizados, entre otros, por personas "que tienen problemas cardiacos". Además de éstos, "otro tipo de medicamentos que pueden alterar la hidratación son los barbitúricos", señaló De Santiago.

Este tipo de complicaciones, derivadas de la deshidratación, pueden dar como resultado "insuficiencias renales, sobre todo en personas mayores", apuntó la médico, así como "mareos, síncopes o pérdidas del conocimiento".

Sin embargo, la solución es muy sencilla, consiste en "beber agua a lo largo de todo el día, no tiene porque ser en grandes cantidades" reveló la doctora, pero sí hacerlo con regularidad para evitar la deshidratación.

CONSEJOS PARA EL VERANO

En cuanto a los problemas típicos del verano, la doctora De Santiago destacó dos tipos de complicaciones. Por un lado las "derivadas de los golpes de calor, sobre todo en los niños y en los ancianos" que causan "deshidrataciones y mareos, sobre todo en las horas de máximo calor".

En segundo lugar, la médico apuntó a "los aires acondicionados" como los principales causantes de "resfriados, bronquitis e incluso neumonías derivadas de los cambios bruscos de temperatura".

Como agentes más vulnerables, De Santiago señaló a "los ancianos y los niños", pues "no tienen tanta sensación de calor como la tiene un adulto". Por eso la doctora recomendó que "usen sombreros, intenten estar a la sombra" y que tengan "líquidos a mano".

Finalmente, la médico aconsejó a todos los ciudadanos que eviten estar "expuestos al sol en las horas de máximo calor, que suele ser entre las doce y las cinco de la tarde". También recalcó la importancia de mantener una "correcta hidratación" y sugirió "aumentar el aporte de hidratos de carbono" para compensar el gasto extra de energías.