Médicos y enfermeros alertan de que eliminar la colegiación obligatoria del sistema público pondrá en riesgo al paciente

Actualizado 14/04/2011 19:53:46 CET
EUROPA PRESS

Es una apuesta de Economía que pondría en manos de los gestores del trabajo en los centros la posibilidad de tomar decisiones sobre la práctica clínica

MADRID, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juán José Rodríguez Sendín, y el del Consejo General de Enfermería, Máximo González Jurado, advierten de que eliminar la colegiación obligatoria para los profesionales de la sanidad pública podría poner en peligro a los pacientes y hacer de España "el único país donde el empleador del profesional sanitario decide sobre las buenas prácticas".

Según han explicado Rodríguez Sendín y González Jurado, a través del proyecto de Ley de Servicios Profesionales, que desarrolla una resolución del Parlamento Europeo para dinamizar las economías nacionales, el Ministerio español de Economía apuesta por mantener la colegiación obligatoria de los profesionales sanitarios que trabajan en la sanidad privada y eximir de ella a los de la sanidad pública.

A través de esta medida, contraria a una directiva europea que excluye a la sanidad de la aplicación de esta resolución "liberalizadora", en España sería el Estado, a través de sus gestores, el que se encargaría de controlar las buenas prácticas de los trabajadores del sistema público, lo que permitiría que el empleador y responsable de organizar el trabajo sea también quien decida qué prácticas clínicas son seguras o si tiene prioridad la rentabilidad o el resultado.

Para el presidente de la OMC, esta medida sería "ilógica y contraproducente" para el paciente, de cuya seguridad es responsable el profesional sanitario. "Si se aprueba esta medida, los profesionales españoles de la sanidad pública no podrían negarse a realizar una práctica que consideren de riesgo para el paciente, porque el criterio deontológico sería el impuesto por su gestor", aseveró.

LOS RECORTES QUE VENDRÁN

A juicio de González Jurado, la aplicación de esta iniciativa al sector sanitario tendría consecuencias aún más graves en el actual contexto de crisis económica y con iniciativas de recorte como las del consejero catalán de Sanidad, Boi Ruiz, que podrían ser aplicadas también, después de las elecciones autonómicas del próximo 22 de mayo, en el resto de las comunidades autónomas.

Los médicos y enfermeros españoles plantearán esta preocupación a la ministra de Sanidad, Leire Pajín, y al líder de la oposición, Mariano Rajoy, en el marco de la Cumbre Mundial por la Seguridad de los Pacientes, que se celebra mañana en Madrid y a la que se prevé asistan más de 1.600 sanitarios de toda España.

Además de Pajín y Rajoy, participarán en este encuentro, organizado por los Consejos Generales de Médicos y Enfermeros de España, los presidentes de médicos y enfermeros de Estados Unidos, Alemania, Francia, Australia, Italia, Reino Unido, Brasil y Portugal, organizaciones de pacientes y sociedades científicas.