Publicado 26/05/2021 13:01CET

Los médicos denuncian la "grave situación" de los facultativos en el sector privado

Un trabajador de una UVI móvil del SUMMA 112 con un enfermo durante una jornada de trabajo, en Madrid (España), a 29 de enero de 2021. El Servicio de Urgencia Médica de la Comunidad de Madrid SUMMA 12, tiene la función de atender las urgencias y emergenci
Un trabajador de una UVI móvil del SUMMA 112 con un enfermo durante una jornada de trabajo, en Madrid (España), a 29 de enero de 2021. El Servicio de Urgencia Médica de la Comunidad de Madrid SUMMA 12, tiene la función de atender las urgencias y emergenci - Eduardo Parra / Europa Press - Europa Press

MADRID, 26 May. (EUROPA PRESS) -

La Vocalía de Médicos de Ejercicio Privado del Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos (CGCOM) ha denunciado este miércoles la "grave situación" en la que se encuentran los faculativos que prestan sus servicios en el ejercicio privado de la Medicina.

"No difieren mucho de los problemas que tenemos en el entorno de la sanidad pública. Hay tres principalmente: bajos salarios, precariedad laboral y escasa formación médica continuada", ha expresado en rueda de prensa el presidente del CGCOM, Tomás Cobo Castro.

En este sentido, ha recordado que tanto en el ámbito privado como en el público la precariedad de los médicos "ronda el 50 por ciento". "Y en cuanto a los salarios, si los comparamos con nuestros colegas europeos, son alrededor de dos veces inferiores", ha denunciado.

Junto a esto, ha resaltado la importancia de la formación continuada, un aspecto que no está garantizado ni en la sanidad pública ni en la privada. "Es clave y esencial. Para poder realizar la labor asistencial con plena seguridad necesitamos una formación actualizada y acreditada en el entorno internacional, con el objetivo de hacer realidad la libre circulación de especialistas en el ámbito europeo y mundial", ha esgrimido.

En este sentido, el doctor Manuel Carmona, representante nacional de la Vocalía de Médicos en Ejercicio Privado, ha recordado las conclusiones del estudio 'Condiciones de competencia en el ejercicio privado de la Medicina', presentado en 2019, que describió los problemas más habituales a los que se enfrentan los profesionales médicos en su relación con aseguradoras y grupos hospitalarios.

La encuesta, realizada de forma 'on line' a 1.410 médicos que ejercen su actividad laboral en la medicina privada, reveló que el 37,7 por ciento de los médicos adscritos a una compañía aseguradora trabaja sin un contrato y hasta el 45 por ciento ha tenido problemas a la hora de desarrollar su actividad asistencial.

Los datos han puesto de manifiesto que a un 23,1 por ciento de los médicos se le rescindió "sin motivo" el contrato escrito con alguna compañía, de los cuales a más de la mitad se le comunicó con sólo uno o dos meses de antelación. Además, el 22,7 por ciento reconoció haber recibido presiones con la exclusión del cuadro médico en caso de no aceptar las nuevas condiciones establecidas por la compañía.

"En base a los resultados presentados, la relación entre facultativos médicos, por un lado, y compañías aseguradoras y grupos hospitalarios, por otro, se ha deteriorado enormemente. Este deterioro habría sido en claro perjuicio de los médicos dedicados a la actividad privada (en particular, frente al médico que ejerce en su consulta individual) y ello como consecuencia de comportamientos por parte de aseguradoras y grupos hospitalarios propios de operadores dominantes. De este modo, se
habrían generado situaciones de abuso en las que las condiciones impuestas a los facultativos son, cuanto menos, cuestionables desde una óptica del Derecho de la competencia", han señalado desde el CGCOM.

Por otra parte, Carmona ha abordado durante su intervención el impacto que ha tenido la pandemia de COVID-19 en los médicos que ejercen su labor en la Medicina Privada. "La pandemia ha puesto de manifiesto el desprecio de las aseguradoras por los médicos que trabajan para ellas como autónomos, abandonándolos a su suerte cuando el confinamiento no les permitió realizar su actividad y pretendiendo que todo siga igual, incluidos los baremos, cuando la COVID-19 ha cambiado y encarecido el ejercicio de la Medicina", ha resumido.

Contador