Médicos creen que el 'medicamentazo' podría haberse hecho "mucho mejor" consultando a los profesionales

Actualizado 28/06/2012 18:51:48 CET
UIMP

SANTANDER, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los médicos del Hospital Puerto de Hierro de Madrid, Luis Abreu y José Luis Calleja, han coincidido hoy en que el 'medicamentazo' -medida adoptada por el Gobierno por la que se dejará de subvencionar más de 400 fármacos para síntomas menores a partir de agosto-, podría haberse hecho "mucho mejor" si se hubiera consultado a profesionales y especialistas en la materia y no "por decreto ley".

En este sentido, Calleja se mostró a favor de, en momentos de crisis, "revisar" las prácticas y "restringir", con el fin de "economizar al máximo" y hacer un sistema "sostenible". No obstante, hizo hincapié en que debería haberse "avalado científicamente" ese listado de medicamentos porque, agregó, "habrá aciertos, pero también errores".

"Podrían haber sido todo aciertos si se hubiera tenido una opinión técnica", matizó Calleja, quien explicó que a pesar de que la mayoría son de "escasa" utilidad terapéutica, hay "subgrupos" de pacientes que podrían necesitar esa medicación de manera "crónica" y que debería haberse valorado "específicamente" en este tipo de decretos.

Abreu y Calleja hicieron estas declaraciones en una rueda de prensa en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), con motivo del encuentro 'Nuevos retos en gastroenterología: la endoscopia digestiva en la crisis económica del siglo XXI' que ambos dirigen y que patrocina el Banco Santander.

Preguntados por la huelga de médicos de tres días en los hospitales de Madrid contra los recortes salariales anunciados por la Comunidad, el doctor Calleja respondió que hay que intentar convencer a los políticos de que "existen mejoras" en la gestión que pasan siempre por "involucrar a los profesionales en las decisiones" y que ahorrarían "muchos más costes".

"Reducir los salarios y los derechos de los trabajadores es lo más fácil y supone un beneficio a corto plazo", agregó Calleja, pero lo que se debe hacer es "reformar la ineficiencia" de los distintos sistemas de gestión de la sanidad pública para hacerla sostenible y, para ello, se debe "contar con los profesionales que están en ella".