Los médicos auguran un "invierno caliente" de movilizaciones ante su "insostenible" situación

Concentración de médicos ante el Parlament de Catalunya en la tercera jornada de
David Zorrakino - Europa Press
Publicado 19/12/2018 14:33:58CET

MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Foro de la Profesión Médica (FPME), que integra a las principales organizaciones médicas de España, auguran un "invierno caliente" de movilizaciones y protestas ante el "agravamiento de situación" que atraviesa el colectivo médico en las distintas CCAA, y advierte de que "los ciudadanos están percibiendo ya los efectos de cómo la falta de atención a sus demandas están comprometiendo la calidad asistencial".

Es por ello que, con motivo de su décimo aniversario, el FPME ha elaborado la Declaración 'Diez años, diez peticiones', dirigida tanto a las Administraciones sanitarias como a los diferentes grupos políticos, en la que exige "soluciones inmediatas" a las condiciones laborales y la sobrecarga asistencial que sufren los profesionales, la "precariedad" que rodea al ejercicio de la Medicina, las listas de espera, el envejecimiento de las plantillas, el continuum formativo, el "exceso" de
Facultades de Medicina, la formación continuada de calidad y la gestión
clínica, entre otros.

El Foro, integrado por Organización Médica Colegial (OMC), Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), Federación de Asociaciones Científico-Médicas Españolas (FACME), Consejo Nacional de Especialidades en Ciencias de la Salud (CNECS), Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), y Conferencia Nacional de Decanos de Medicina (CNDM), considera que "las grandes peticiones de la profesión siguen sin respuesta".

"Estas reclamaciones las hacemos por todos. Como ciudadanos, pedimos el mejor sistema sanitario posible. Pedimos que nos den un aval en estos diez puntos. No podemos mantener la calidad asistencial con este nivel de inversión del PIB en sanidad. Además, tenemos que recoger en nuestra Constitución, que ahora cumple 40 años, que se ha de mantener el Sistema Nacional de Salud (SNS) tal y como lo conocemos. Es difícil mantener lo que estamos haciendo sin cambios estructurales", ha advertido el presidente de la OMC, Serafín Romero, durante la presentación del decálogo.

El secretario general de CESM, Francisco Miralles, no ha descartado que si sus peticiones no son atendidas, puedan llegar a "situaciones de más conflictividad". "Es una situación insostenible, algo hay que hacer. Está repercutiendo en los ciudadanos. Dentro de 10 años tendremos nuestros indicadores de salud, de los más altos ahora de Europa, mucho más bajos por la falta de profesionales y recortes, listas de espera o falta de inversión en tecnología", ha advertido.

DIEZ MEDIDAS

Sus diez medidas comienzan con una apuesta por un Pacto por la Sanidad apartidista y por los profesionales, que a su juicio "debe contemplar acuerdos globales que hagan posible la sostenibilidad del sistema". Para tal fin, indican que "se precisa una financiación suficiente que recupere el porcentaje respecto del PIB, reducido año tras año a raíz de la crisis". "Vamos a ser los más pesados del mundo", ha avanzado Romero sobre este punto.

Igualmente, reclaman la recuperación de los "derechos perdidos", como la jornada laboral de 35 horas, la carrera profesional, la realización de las OPE y garantizar los requisitos de titulación de los médicos que ejercen en el SNS. En esta misma línea, cifran su pérdida salarial "entre el 25 y 30 por ciento a partir de 2010".

PARAR LA "PROLIFERACIÓN" DE FACULTADES DE MEDICINA

Otro de los puntos importantes que recoge su texto es reforzar la política de recursos humanos, con el objetivo de planificar las "necesidades reales" de médicos para los próximos años y que dichas
necesidades estén cubiertas por el 'numerus clausus'. Relacionado con este asunto, se muestran "especialmente preocupados" por la "proliferación" de facultades de Medicina.

"No podemos seguir abriéndolas hasta el infinito. Tenemos que pensar formar a quién, a qué y para qué, si estamos formando bien. La formación no cae del cielo", ha valorado Romero. En la misma línea, la presidenta del CEEM, Laura Martínez, ha calificado la situación como "insostenible". "Hay que parar ya la apertura de más facultades. No necesitamos más si no se amplian las plazas MIR. Tenemos más estudiantes de los que podemos formar", ha asegurado.

"El FPME está especialmente preocupado ante la proliferación de facultades de Medicina, posicionándose totalmente en contra, sobre todo por las consecuencias que puedan derivarse del exceso de licenciados que después no pueden acceder a una plaza MIR, criticando el despilfarro que supone la creación de nuevos centros sin valor añadido a la formación de pregrado", resumen en su decálogo.

Dentro de sus peticiones también incluyen la puesta en marcha "urgente" del registro de profesionales sanitarios a nivel nacional, el reconocimiento del máster de Medicina o afrontar "definitivamente" el diseño de un "verdadero" 'continuum formativo'. La formación es otra de sus prioridades, junto con la reivindicación de la gestión clínica, así como la relación médico-paciente, que reivindican como "patrimonio cultural inmaterial de la humanidad".

"Con esta iniciativa, el FPME aspira a promover una relación médico-paciente de calidad, en colaboración con las Administraciones, instituciones sanitarias, organizaciones médicas y asociaciones de
pacientes. Se trata de mantener dicha relación como núcleo fundamental de la asistencia sanitaria centrada en la persona, que sea de alcance universal y con un funcionamiento eficiente. Preservar sus valores y contribuir a su adaptación ante nuevas circunstancias que vayan apareciendo en el futuro forman parte de este proyecto", concluyen.

Contador