Los médicos de Atención Primaria amenazan con otra huelga si Sanidad no mejora sus condiciones

Actualizado 11/07/2008 1:13:32 CET

MADRID, 10 Jul. (OTR/PRESS) -

Si en seis meses evalúan la actuación de Sanidad y de las Comunidades Autonómas y no ven "cambios visibles" llamarán a la movilización. Este ha sido el "ultimátum" lanzado por los médicos de Atención Primaria (AP) para conseguir mejorar la situación de las consultas reduciendo los trámites burocráticos que han de realizar, así como la reducción de los pacientes diarios que atienden con el objetivo de poder aumentar el tiempo de consulta con cada uno de los enfermos.

La "grave situación" en la que se encuentran los profesionales de la sanidad ha motivado que los médicos de cabecera lancen un "ultimátum" al Ministerio de Sanidad con el objetivo de llevar a cabo la "aplicación urgente" de un decálogo de medidas que mejore las condiciones de su profesión. Así lo explicó hoy el coordinador nacional de la Plataforma 10 Minutos, Rafael de Pablo, en representación de las ocho organizaciones de médicos de familia y sindicatos que han consensuado el decálogo de medidas presentado hoy en Madrid por el presidente de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SWMG), Benjamín Abarca, y el representante de CC:OO, iñaki Gurrea.

Así, a través de este documento, los médicos piden la reducción de los trámites burocráticos que tienen que hacer cada día, la implantación de la receta electrónica en todas las regiones, la "regularización" de la burocracia en los diferentes niveles asistenciales, como que trámites como la renovación de la baja por incapacidad temporal pueda realizarse en una única consulta.

En la misma línea, piden la creación de la figura del auxiliar sanitario de apoyo en la consulta (ASAC) para ayudar en la asistencia del paciente o mantener limpio el material, y que se alivie su carga de trabajo limitando el número de pacientes al día consiguiendo sustitutos para verano o por bajas, casos en los que suelen repartirse el trabajo.

EVALUACIÓN DE LAS COMUNIDADES

Con todo ello, pretenden que en los próximos seis meses el Ministerio de Sanidad y las Comunidades Autónomas pongan en marcha "cambios visibles" si no quieren enfrentarse a la movilización de los médicos. Así, consideran que "si sigue empeorando la situación de la AP, el Sistema Nacional de Salud (SNS) estará en peligro" y pide sobre todo que se aligere la carga laboral que sufre cada uno de los trabajadores de la sanidad.

De esta forma, los médicos enmarcan sus exigencias en la Estrategia AP-21, que el Gobierno les propuso tras las movilizaciones que llevaron a cabo en diciembre de 2006. De hecho, Abarca indicó que la "lenta" puesta en marcha de estas medidas no ha conseguido mejorar la situación, sino que "ha logrado empeorarla". Por ello, considera que el plazo que el Ejecutivo fijó para su aplicación, 2012, implica demasiado tiempo para "frenar el grave deterioro que está sufriendo la Atención Primaria".

Así, el representante de SEMG anunció que "en octubre o noviembre" evaluarán la aplicación del decálogo realizado por las comunidades autónomas y que "a mediados de enero" llamarán a la manifestación de los médicos de cabecera de las comunidades que "hayan suspendido" en el inicio de estas medidas.