Los médicos de Atención Primaria advierten de que este nivel asistencial está "en grave peligro"

Publicado 27/02/2019 14:22:04CET
EUROPA PRESS - Archivo

MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN) ha advertido de que este nivel asistencial se encuentra "en grave peligro" en España. "Hay un alarmante descontento y malestar de los profesionales. Es prioritario, urgente e irrenunciable incrementar las inversiones hasta conseguir presupuestos suficientes", señalan en un comunicado.

SEMERGEN advierte de que el "deterioro progresivo" de la Atención Primaria, "debido al abandono presupuestario", está conduciendo a "un intolerable incremento de la precariedad laboral y a la dificultad para realizar una asistencia sanitaria digna y resolutiva".

"La Atención Primaria en España está en grave peligro. La falta de inversión conduce inexorablemente a la disminución del tiempo de asistencia, ocasionando una merma en la seguridad del paciente y en la calidad global del servicio sanitario que se presta. Las consecuencias pueden ser graves", zanjan.

Así, lamentan, entre otros aspectos, la "dificultad" de reponer personal en Atención Primaria ante la necesidad de sustitución por vacaciones, bajas laborales, permisos o jubilaciones. "Solicitamos a los poderes públicos la puesta en marcha a corto plazo de acciones de carácter político, organizativo y financiero que apuesten por el desarrollo y potenciación de la Atención Primaria", reclaman.

En este sentido, reivindican como "necesario" garantizar la existencia de plantillas dimensionadas "en base a las funciones encargadas a la medicina de familia, manteniendo una estructura ponderada en base a la carga asistencial relacionada con la patología de sus pacientes (crónicos, ancianos, frágiles, etc.), con estabilidad en el empleo y dotadas de mecanismos de reposición y cobertura de las ausencias del personal adscrito a dicha plantilla".

Por otra parte, piden apostar por dotar a la Atención Primaria de mayor capacidad de resolución y acceso a pruebas diagnósticas, así como potenciar la formación continuada de los profesionales. Junto a estas medidas, apuestan por incrementar el número de plazas MIR en la especialidad de Medicina Familiar y Comunitaria para g"arantizar los mecanismos de reposición, en especial las necesidades por jubilaciones en los próximos años".

"En la actualidad, aproximadamente de cada 100 plazas MIR convocadas, 25 son para Medicina de Familia. La proporción debe incrementarse hasta el 50 por ciento en los próximos años", aseguran. Igualmente, abogan por promover que a estos nuevos médicos de Familia surgidos del MIR se les garantice "un futuro digno, tanto social como profesional en nuestro país". "España no se puede permitir que el esfuerzo social y económico que ha supuesto su formación se dirija hacia la emigración en beneficio de terceros países", concluyen.