Actualizado 02/12/2010 20:42 CET

Los médicos de AP reconocen tener "lagunas formativas importantes" sobre el manejo de la fibrilación auricular

el manejo de los fármacos antiarrítmicos constituye "la mayor dificultad" en su tratamiento

MADRID, 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

Cerca del 90 por ciento de los médicos de Atención Primaria consideran su responsabilidad realizar el seguimiento de los pacientes con fibrilación auricular, pero reconocen tener "lagunas importantes" en su formación sobre esta patología y que el manejo de los fármacos antiarrítmicos constituye "la mayor dificultad" en su tratamiento.

Así se desprende de una encuesta realizada a 280 médicos de familia, seleccionados aleatoriamente en Navarra, País Vasco y Cantabria, por el Servicio Vasco de Salud (Osakidetza), el de Navarra (Osasunbidea) y el Servicio Cántabro de Salud, en colaboración con Sanofi-aventis, para conocer cómo es la asistencia a estos pacientes.

Los profesionales de AP admiten que sus "lagunas" formativas les generan "un sentimiento de inseguridad y de incomodidad", sobre todo en lo que respecta al ritmo cardíaco y a la anticoagulación. Además, reconocen carecer del tiempo suficiente para atender a este paciente y ven "imprescindible una carga de trabajo adecuada para su seguridad".

No obstante, sólo un 9,8 por ciento de los médicos de AP cree que el tratamiento de esta patología es "exclusivo de Cardiología". De hecho, la mitad opina que Atención Primaria debe tener acceso a la ecocardiografía, porque le permitiría controlar muchos casos.

Aunque hacen una "valoración aceptable o buena" del manejo clínico y el tratamiento de esta enfermedad, reclaman mayor coordinación entre niveles asistenciales o con otras especialidades de cara a la mejora de la accesibilidad, la elaboración de protocolos conjuntos y lograr un mayor apoyo por parte del colectivo de Enfermería.

Los profesionales consideran que los pacientes de FA están "poco informados", porque para los médicos es "difícil" informar y explicar bien el riesgo de una patología tan compleja. Sin embargo, reconocen que dar esa información "es fundamental para una correcta asistencia".

La fibrilación auricular es una patología que afecta a un significativo porcentaje de población mayor de 60 años y que da lugar a una importante carga asistencial. Esta arritmia potencialmente grave se asocia a un alto riesgo de accidente tromboembólico y otras complicaciones cardiovasculares, siendo una de las causas principales de hospitalización y mortalidad por accidente cardiovascular.