Publicado 01/10/2020 14:14CET

Los médicos de AP muestran su "más enérgica queja" ante las medidas contempladas en el RD del teletrabajo

(I-D) El ministro de Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, la ministra Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz,  la ministra portavoz y de Hacienda,  María Jesús Montero y la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias
(I-D) El ministro de Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, la ministra Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, la ministra portavoz y de Hacienda, María Jesús Montero y la ministra de Política Territorial y Función Pública, Carolina Darias - Pool

MADRID, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Foro de Médicos de Atención Primaria ha mostrado su "más enérgica queja" ante las medidas contempladas en el Real Decreto-ley 29/2020 de medidas urgentes en materia de teletrabajo en las administraciones públicas y de recursos humanos en el Sistema Nacional de Salud para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19, publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) este miércoles.

El foro está formado por la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap); el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM); la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM); la Organización Médico Colegial de España (OMC); la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN); la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (SemFYC); la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG); y la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP).

"Ninguna administración ni sus representantes nos han interpelado en ningún momento sobre la idoneidad de las propuestas contenidas en dicho real decreto", han dicho desde la organización, que ha calificado la normativa como una "respuesta apresurada a una falta de previsión denunciada desde hace años por nuestro colectivo, dado que ni se han previsto tasas de reposición, ni ejecutado mejoras en dotaciones de Salud Pública y tampoco se han tomado medidas para hacer frente a los futuros escenarios epidemiológicos".

Además, los médicos de Atención Primaria han avisado de que el real decreto es una forma de "menoscabar" la calidad del Sistema Nacional de Salud y la visión que la ciudadanía tiene del mismo, dado que con la contratación, para realizar funciones de especialista, de profesionales que cuentan con el grado, licenciatura o diplomatura correspondiente, ero carecen del título de especialista reconocido, e está transmitiendo la idea de que la especialización de los médicos es un instrumento inútil cuando es precisamente ésta la que impulsa su reconocimiento internacional.

"Precisamente, apoyar la contratación como especialistas, de médicos sin especialidad supone un riesgo de Salud Pública y garantías de calidad asistencial que pone en riesgo a la ciudadanía que precisa de atención y al profesional que se expone a poner en suspenso su futuro profesional a causa de los mayores riesgos que entraña entrar en ejercicio antes de terminar la formación. No todo vale", han avisado los expertos.

Y es que, tal y como han avisado, no cualquier médico puede realizar la actividad de un médico de familia o pediatra de Atención Primaria, del mismo modo que no cualquier médico puede ser contratado en el hospital como cardiólogo, neumólogo o cirujano.

Al mismo tiempo, la normativa supone un "conflicto" respecto a la equidad internacional que como cuidadores deben constatar. "Descapitalizar de médicos a países con un mayor nivel de pobreza, menor esperanza de vida y más patología derivada de déficits en salud pública y escasez de profesionales sanitarios, es otra línea roja que no deberíamos cruzar. Y, como percepción profesional, entendemos que el citado documento supone una respuesta no orientada a la eficiencia y calidad del sistema, sino al titular informativo", han recalcado desde la organización.

Con el objetivo de plantear un conjunto de medidas reactivas para hacer frente a dicha situación, el conjunto de organizaciones integrantes en este Foro de Médicos de Atención Primaria ha apostado porque la respuesta articule alrededor de los principios de desburocratización y subsidiaridad que permiten mejorar la gestión de la Atención Primaria.

Asimismo, han pedido desburocratizar las consultas para disponer de tiempo real para realizar la actividad asistencial de los médicos de familia y pediatras de AP, es decir, actos médicos basados en prácticas de valor, atendiendo las demandas de salud de los pacientes que precisan valoración clínica médica.

"La tramitación de burocracia, aunque necesaria, constituye un conjunto de actividades administrativas carentes de valor médico tras 10 años de formación como profesionales. La Atención Primaria está capacitada para resolver la mayoría de los problemas de salud o situaciones que dependen de la salud, pero en este momento no está habilitada por carecer de los recursos necesarios. Debemos asumir que no hay médicos con formación MIR suficiente y, al mismo tiempo, numerosos médicos jóvenes se han marchado al extranjero por la insoportable precariedad y los bajos salarios que se les ofrecen en nuestro país", han zanjado.

Contador