Los medicamentos innovadores pierden peso en el mercado farmacéutico público español

Actualizado 07/10/2014 6:59:10 CET

El mercado farmacéutico público en España ha perdido un 29% de su valor en tres años

MADRID, 12 Dic. (EUROPA PRESS) -

El gasto farmacéutico público en medicamentos innovadores ha caído en los últimos dos años sensiblemente más de lo que lo ha hecho el conjunto del gasto farmacéutico público a través de oficina de farmacia en nuestro país, según datos recogidos en el último Boletín de Coyuntura del Mercado del Medicamento en España que elabora mensualmente Farmaindustria.

Desde la entrada en vigor del nuevo sistema de copagos, en julio de 2012, el gasto farmacéutico público cayó un 21,7% entre mayo de 2011 y septiembre de 2013; mientras que el gasto en medicamentos innovadores se ha reducido un 29% en el mismo periodo, 7,3 puntos porcentuales más.

"La conclusión clara es que, en los dos últimos años, el gasto farmacéutico público en medicamentos innovadores a través de oficina de farmacia ha evolucionado de forma aún más negativa que el conjunto del gasto público, lo que implica una disminución del peso de los fármacos innovadores en el conjunto del mercado farmacéutico público español", advierten.

TRES AÑOS CAYENDO EL GASTO FARMACÉUTICO

Tradicionalmente, la serie de gasto farmacéutico público ha sido una variable de perfil creciente en el tiempo, sin embargo esta tendencia se quebró al finalizar el año 2010, cuando el gasto farmacéutico público experimentó una caída del -2,4%, con respecto a 2009.

En concreto, la magnitud de la caída del gasto farmacéutico público desde mayo 2010 (cuando llego a su máximo historico con 12.722 millones) hasta septiembre 2013 ha sido del -29%, lo que ha llevado a esta variable a situarse en sus niveles más bajos desde febrero 2004.

Dentro del boletín recuerdan que los dos componentes del gasto farmacéutico, el número de recetas dispensadas y el gasto medio por receta, son los que han condicionado en mayor medida su evolución, y cómo han incidido sobre uno u otro componente del gasto las diferentes medidas de política farmacéutica adoptadas por la administración pública española en los últimos años.

En este momento, valorando los datos desde julio de 2012, observan que "la evolución del gasto farmacéutico vuelve a estar determinada fundamentalmente por la evolución del número de recetas dispensadas, que en este caso es claramente decreciente fruto de la aplicación del nuevo esquema de copagos (vigente desde julio 2012), cuyo efecto sobre las recetas se vio amplificado por la desfinanciación de 417 presentaciones de medicamentos (en vigor desde septiembre 2012)".

En conclusión, el gasto medio por receta, "tras sufrir un severo ajuste de más del -20% durante 2 años", está relativamente estable, sin que se prevean variaciones importantes, al menos hasta la entrada en vigor de la próxima Orden de Precios de Referencia; mientras que la demanda de recetas, "tras una reducción de casi el -15% en el último año", consideran que "seguirá marcando la evolución del gasto farmacéutico público en España, al menos en el corto plazo".