Actualizado 12/06/2013 11:47:13 +00:00 CET

Mato reitera que CCAA no son competentes para convocar subastas y que Andalucía pone en riesgo el acceso a tratamientos

Ana Mato
Europa Press/Archivo/Congreso

El PSOE cree que las regiones gobernadas por el PP quieren que el Ministerio extienda la medida a toda España

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Sanidad, Ana Mato, ha recalcado este miércoles que las comunidades autónomas "no son competentes" para convocar subastas de medicamentos, como ha hecho Andalucía y por lo que el Gobierno ha recurrido ante el Tribunal Constitucional, pero, además, ha señalado que la subasta andaluza "rompe el mercado de medicamentos" y "pone en riesgo el acceso a tratamientos en perjuicio de los pacientes".

La responsable de Sanidad ha respondido así a una pregunta formulada durante la sesión de control al Gobierno por el diputado socialista José Martínez Olmos, que quería que explicase el objetivo que persigue con su intención de prohibir por ley la subasta andaluza, en alusión a una enmienda que el PP ha presentado a la reforma de la Ley del Medicamento y que propone impedir modificaciones y rebajas en el precio industrial de los medicamentos, a no ser que se realicen en todo el territorio nacional.

"Las comunidades autónomas no son competentes para convocar subastas, lo dicen los servicios jurídicos, lo dice el Consejo de Estado y la Constitución española. Todas las cuestiones que tienen que ver con precios sanitarios son competencia del Estado", ha recalcado Mato, que ha subrayado que con el Gobierno del PP "está garantizada la unidad del mercado del medicamento y la igualdad de acceso a los mismos".

Además, la ministra ha reprochado a la Junta de Andalucía que "no inventa nada" ya que "ya existen concursos públicos para la compra de medicamentos y productos sanitarios" que, además, "lo que no hacen es romper el mercado de medicamentos ni poner en riesgo el acceso a tratamientos en perjuicio de los pacientes, como hace la subasta andaluza".

Mato ha calificado de "monumental ejercicio de cinismo" la pregunta socialista porque éstos "miraban para otro lado en cualquier decisión de una comunidad autónoma cuando gobernaban", mientras que el Gobierno del PP acude a la justicia cuando una administración toma decisiones que no son de su competencia, independientemente del color político de ella, en alusión a los recursos contra las políticas farmacéuticas también presentados en Cataluña y Madrid, donde gobiernan CiU y PP, respectivamente.

La titular de Sanidad cree que en el fondo los socialistas "están encantados" con las medidas del Gobierno para racionalizar el gasto farmacéutico porque, según sus datos, han supuesto un ahorro de más de 1.644 millones de euros en solo diez meses. "Critican en público lo que aplauden en privado porque todos los meses, gracias a las medidas del Gobierno, están logrando contener el gasto farmacéutico", ha concluido.

La visión del portavoz socialista de Sanidad es totalmente opuesta a lo planteado por la ministra y, a su juicio, son las comunidades autónomas gobernadas por el PP las que, "aunque no se atrevan a decirlo en voz alta", se preguntan "por qué boicotea a Andalucía en lugar de extender la medida a toda España".

PSOE: "NO DOBLEGARÁ LA SANIDAD ANDALUZA"

Martínez Olmos se ha preguntado por qué Mato "dedica buena parte de su tiempo" a "torpedear" una medida que permitiría ahorrar cerca de 300 millones de euros y le ha exigido que "deje de castigar a Andalucía". "Quieren ponernos de rodillas pero no va a doblegar ni la dignidad ni la Sanidad de Andalucía. Tome nota de su Gobierno, que busca fórmulas de ahorro plantando cara a la industria farmacéutica y a quienes como usted destruyen la sanidad pública", le ha espetado.

A juicio del socialista, este asunto pone de manifiesto que hay "dos maneras de hacer política sanitaria", por una parte, la del Gobierno andaluz, que "busca más recursos sin perjudicar a los pacientes", y otra, la del Central, que "prefiere recortar la Sanidad y poner el copago a los pensionistas".

Además, ha advertido a Mato que no pretenda "engañar" a los ciudadanos "diciendo que se han ahorrado muchos millones con medidas de control de gasto farmacéutico" porque, de acuerdo a estudios elaborados para el Grupo Cofares, de ese ahorro, 1.100 millones son aportados en copagos por parte de los ciudadanos y, de ellos, casi 400 salen del bolsillo de los pensionistas, 80 de los andaluces.

"Con su política contra los pensionistas equivoca el tiro porque retira recursos para el crecimiento económico y la creación de empleo al retraer de la economía un 0,1 por ciento del PIB nacional, mientras que si se extendiera la subasta ideada por Andalucía, se ahorrarían 1.500 millones de euros, que permitiría quitar el copago a pensionistas", ha finalizado.