Más de tres millones de fumadores intentarán dejarlo en los cuatro primeros meses del año

Actualizado 01/01/2011 13:36:30 CET
fumador
EP/JCCM

MADRID, 1 Ene. (EUROPA PRESS) -

Más de tres millones de fumadores intentarán dejar el hábito durante los cuatro primeros meses del nuevo año, según la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC).

"Calculamos que de los diez millones de españoles que fuman, uno de cada tres se planteará dejarlo para el próximo año. Incluso esperamos que esta cifra sea aún mayor, teniendo en cuenta la entrada en vigor de la nueva ley y la reciente subida del precio del tabaco", explica el doctor Francisco Camarelles, del Grupo de Abordaje al Tabaquismo (GAT) de la semFYC.

Entre los que lo intentan, un 25 por ciento sólo aguanta un día sin fumar; el 40 por ciento entre dos y siete días y sólo un 12 por ciento supera los tres meses. Al menos, "el 60 por ciento de los intentos de abandono se producen en los primeros meses del año, coincidiendo con la época de los buenos propósitos para comenzar el nuevo curso", afirma.

El tratamiento farmacológico triplica las posibilidades de éxito, ya que alivian el síndrome de abstinencia a la nicotina, que "es la primera causa por la que los fumadores vuelven a fumar". Por este motivo, el experto recomienda a la población informarse sobre las ayudas que existen para dejar este hábito, y, en este sentido, recuerda que los médicos de familia pueden ayudarles.

No obstante, advierte de que la mayoría de los fumadores lo intentan en repetidas ocasiones hasta que finalmente lo consiguen y señala que "cada intento es un paso más hacia el éxito", ya que "son muchos los que quieren dejarlo, pero no saben cómo hacerlo y tampoco tienen confianza en conseguirlo".

Finalmente, subraya que no todos los tratamientos para dejar de fumar son eficaces, es el caso de la acupuntura, la hipnoterapia, la acupresión, el tratamiento con láser, la electroestimulación y otras terapias similares que no tienen estudios concluyentes que aseguren su utilidad.

CONSEJOS PRÁCTICOS.

La semFYC ofrece en su página web una serie de consejos que pueden ser muy útiles a la hora de afrontar las dificultades. En primer lugar aconseja fijarse una fecha para dejar de fumar, a ser posible en un plazo de dos semanas y anunciarlo a la familia, amigos y compañeros de trabajo.

En los días de preparación recomienda no fumar en lugares donde se pasa la mayor parte del tiempo (trabajo, casa, coche, etc) y evitar algunos de los estímulos claramente relacionados con el tabaco: tomar café, cenas copiosas, fiestas y otros. Busque alternativas.

Una vez que se deja señala que "no se puede permitir ni un solo cigarrillo cuando deje de fumar"; que se debe analizar "los intentos previos de dejar de fumar"; que se tiene que "evitar o limitar el alcohol durante las primeras semanas"; y consultar con médico de familia y enfermera.

En caso de que el deseo de fumar sea muy fuerte, recomiendan respirar profundamente e intentar otras técnicas de relajación, beber agua o zumos; masticar chicle sin azúcar o comer algo bajo en calorías, entre otros consejos.