Más de la mitad de los españoles padecen diabetes o tienen familiares enfermos, pero desconocen los síntomas

Actualizado 01/08/2007 22:06:12 CET
-

MADRID, 1 Ago. (EUROPA PRESS) -

Más de la mitad de los españoles (57%) conoce la diabetes por padecerla o porque la sufre alguien cercano. Sin embargo, el 38% de la población no sabe cuáles son los factores de riesgo asociados a esta enfermedad, el 32% desconoce sus síntomas y los medicamentos antidiabéticos disponibles en el mercado y un 53% su relación con el íctus o las neuropatías, según los datos del I Estudio Sociológico sobre el Conocimiento de los Españoles en Diabetes, publicados hoy por la Sociedad Española de Diabetes (SED) y los laboratorios Lilly.

El trabajo, realizado dentro de la campaña 'Tu día a día nos inspira' para concienciar a los ciudadanos sobre esta enfermedad, fue elaborado sobre entrevistas telefónicas realizadas entre marzo y abril de este año a una selección aleatoria de 3.100 ciudadanos --51,2% mujeres y 48,8% hombres-- con edades entre los 18 y los 85 años de edad residentes en España, excluyéndose Ceuta y Melilla.

Estas demuestran que el 57% de los españoles conoce la diabetes, un 10% por ser diabético y un 47% por tener un familiar o amigo con este mal. Por regiones, donde mayor porcentaje de entrevistados reconoció tener relación con la diabetes es en Canarias (71%), seguido de Andalucía (65%), Asturias (64%), Aragón (62%), Navarra (61%), Extremadura y Madrid, ambas con un 60%. Por contra, las regiones donde menos gente tiene relación con esta enfermedad son Murcia (48%), Valencia y Castilla-León, con un 49%.

Cerca del 70% de los encuestados sabe definir la diabetes como un exceso de azúcar en la sangre y sólo un 6,7% de los participantes en el sondeo reconoce no saber con qué tipo de factores se asocia. Donde parece haber mayor conocimiento de esta enfermedad es en La Rioja (77%), País Vasco (76%), Galicia (75%), Murcia y Navarra (74%)y Asturias (73%). Por debajo de la media española --situada en el 70%-- respecto a este tipo de conocimientos están comunidades como Cataluña y Castilla-La Mancha (64%); Canarias y Extremadura (66%) y Baleares, donde sólo un 68% de la población sabe definir esta dolencia.

Al hablar de sus factores de riesgo, más de un tercio de los españoles consultados (38%) --casi la mitad en el caso de las personas sin relación con la diabetes (46%)-- desconoce los factores de riesgo asociados con la enfermedad. El desconocimiento de este tema es menor entre los diabéticos (26%), según la encuesta. Entre los factores de riesgo más conocidos están la obesidad (32%), la vida sedentaria (23%) y la ingesta de grasa o el colesterol (18%). Los menos citados fueron hábitos alimentarios (15%) e hipertensión (11%).

Donde más se nombra a la obesidad como factor de riesgo para la diabetes es en Andalucía (74%) y Aragón (77%), regiones en las que también el sedentarismo --59% y 67% respectivamente-- se considera importante para la enfermedad. Donde menos importancia dan a la hipertensión como riesgo es en Castilla y León (3%), Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Valencia y Cataluña, con un 4%.

UN 15% DE DIABETICOS "DESCONOCE" SUS SINTOMAS

Cuando se trata de síntomas, el 32% de los españoles --el 44% en el grupo de personas que ni son diabéticas ni conocen a nadie con esta enfermedad-- desconoce los síntomas. Un 15% de los que declararon ser diabéticos reconocen desconocer sus propios síntomas. Entre los síntomas más conocidos por la población general destaca la sed, citada por un 24% de los encuestados, y entre los menos conocidos la pérdida o aumento de peso (6%) y la emisión frecuente de orina (8%). Por su parte, los diabéticos conocen bien síntomas como la sed (34%) y el cansancio (24%), pero saben menos de otros como la pérdida o aumento de peso que experimentan con la enfermedad (6%).

Casi todos los encuestados consideran que los diabéticos deben cuidar su ingesta de dulces (97%) y alcohol (88%), revelando de nuevo que la asociación popular entre diabetes y azúcar es sólida. Otro de los alimentos que los encuestados consideran poco recomendable es el pan (44%), la fruta (26%), la carne y los embutidos (14%) y la leche, que tachan de la dieta el 10%.

El 32% de los encuestados --el 44% en el caso de quienes no tienen relación ni directa ni indirecta con la diabetes-- desconoce los medicamentos antidiabéticos disponibles. Sólo un 6% de las personas que sufren esta enfermedad reconocen desconocer los fármacos. La mitad de los encuestados (49%) menciona sólo un tipo de medicamento para la diabetes y el 43% cita insulinas, sólo un 6% tratamientos orales.

También el 32% de la población desconoce qué órganos pueden verse afectados por la diabetes. Los hombres de entre 65 y 85 años de edad aumentan el porcentaje de desconocimiento hasta el 42%. A pesar de que las complicaciones cardíacas son la causa de muerte más frecuente en el paciente diabético, el corazón es uno de los órganos menos mencionados por los encuestados (15%), seguido del hígado --que no sufre un daño especialmente grave para el paciente y el páncreas --citado erróneamente, ya que no se ve afectado--, que fue citado por el 20% de los encuestados. Riñón (36%) y vista (33%), los más citados.

OCHO DE CADA 10 LA RELACIONAN CON LA RETINOPATIA

Cuando se pregunta sobre las complicaciones asociadas a la diabetes, más de la mitad de los encuestados (53%) reconoce desconocer la influencia de la diabetes en el desarrollo del ictus. También un 53% de los encuestados desconoce el impacto que el mal control de la diabetes tiene en el sistema nervioso periférico, pese a ser la principal causa de amputación no traumática de miembros inferiores en el mundo. También un alto porcentaje (41%) desconoce la relación entre neuropatía y diabetes, que es la principal causa de insuficiencia renal y hemodiálisis en el mundo.

Por el contrario, la población encuestada demostró un buen conocimiento de la relación entre diabetes y retinopatía, ya que el 82% sabía de esta circunstancia, es decir, ocho de cada 10 las relacionaban.

Respecto a la percepción social de la enfermedad, un 15% de la población considera todavía hoy que la diabetes constituye un obstáculo en la carrera hacia un puesto de trabajo, un porcentaje que se incrementa hasta el 20% en el grupo de los pacientes diabéticos.

Preguntados por la existencia de limitaciones en el puesto de trabajo para los pacientes diabéticos, un 12% cree que sí existen y un 8% reconoce no saberlo. La pregunta genera más dudas entre los hombres de 65 y 85 años, ya que un 17% no se posiciona al respecto y un 15% considera que sí existen estas limitaciones.

En el grupo que relaciona la existencia de limitaciones, las más mencionadas son realización de esfuerzos (22%), el control con las comidas o la salud en general (14%), las relacionadas con el tipo de diabetes (14%) o la planificación de descansos (13%).

La diabetes afecta a cerca de 2.600.000 personas en toda España, entre los 30 y 89 años. Según las estimaciones de la Organización Mundial de la Salud, más de 180 millones la padecen en el mundo, y es probable que se duplique este dato antes del año 2030. Sin un adecuado control, puede dar lugar a complicaciones de gravedad. Es la cuarta causa de muerte prematura en mujeres y la octava en varones.