Más de 8 millones de gafas de sol se venden cada año en España sin pasar los controles de calidad

Actualizado 13/07/2008 12:52:20 CET
EP

MADRID, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

Más de ocho millones de gafas de sol se venden cada año en España sin pasar controles ópticos o sanitarios a través de mercadillos, comercios playeros o puestos callejeros, según informó hoy a Europa Press el presidente de la asociación Visión y Vida, Javier Cañamero.

De los 25 millones de gafas de sol que se venden cada año en nuestro país, el 30 por ciento se vende por "canales ilegales" que reciben la mercancía de partidas arancelarias que pasan los controles como "plásticos reutilizables", explicó Cañamero. "Al no pasar ningún control, llegan al ciudadano sin cumplir los baremos de calidad exigidos por la Unión Europea, con el consecuente riesgo para la salud que ello supone", añadió.

En este sentido, la asociación Visión y Vida ha presentado un decálogo con consejos para comprar unas gafas de sol de "calidad" que no perjudiquen la salud de nuestra visión. El decálogo incide especialmente en prestar atención a la etiqueta de homologación de la CE, "aunque tal y como está el mercado de falsificaciones lo más seguro es comprobar que el producto tenga una etiqueta en la que alguien, bien el fabricante o el importador, se responsabilice de que el producto cumple las garantías europeas", dijo el experto.

"Como asociación hemos mantenido conversaciones con el Ministerio de Sanidad y Consumo para intentar poner coto a la venta ilegal de gafas de sol"; la contestación ha sido que "la venta en los 'top manta' es competencia de los ayuntamientos", lo que significa que si se quisiera alertar a todos los ayuntamientos de España "no podríamos hacer nada más en los próximos diez años", sentenció Javier Cañamero.

EL USO "HABITUAL" PUEDE PRODUCIR CATARATAS PREMATURAS

Una gran cantidad de problemas visuales, como las lesiones corneales o la sensación de tener arenilla en los ojos "que nadie sabe porqué le esta pasando", son producidas por unas gafas que no cumplen los estándares de calidad que exige la Unión Europea, afirmó.

Los efectos de ponerse unas gafas de sol de mala calidad pueden aparecer dos o tres días después de exponerse al sol, especialmente en los casos de queratitis (quemaduras de la superficie ocular). A largo plazo, "y con consecuencias mucho más graves", los rayos ultravioleta pueden producir en el cristalino cataratas prematuras "si se utilizan habitualmente gafas de sol sin homologar", aseguró Cañamero.

Para una protección eficaz existen una serie de filtros por categorías que, dependiendo del tipo de iris (capacidad de absorción de luz) y la actividad que vayamos a realizar, nos aconsejan del cero al cuatro el nivel de protección idónea que necesita cada ojo. El nivel recomendable para el uso diario oscila entre el dos y el tres, según este experto.

Según el color de los ojos se recomienda un nivel de protección mayor o menor. Así, los que más precauciones deben tomar son las personas de los ojos azules, seguidas de las de ojos verdes y finalmente las de ojos marrones o muy oscuros.

"Debe establecerse un equilibrio entre dónde vas y qué tipo de ojos tienes", insistió el presidente de Visión y Vida. En la playa y en la montaña "la protección debe ser máxima", de nivel cuatro. Asimismo, las personas con miopía, astigmatismo o hipermetropía "deben utilizar gafas de sol con los cristales graduados o, en su defecto, utilizar lentillas y gafas de sol homologadas", concluyó.