Actualizado 13/05/2020 17:50 CET

Más del 93% de los odontólogos españoles ha tenido que pedir apoyo financiero para afrontar el estado de alarma

Dentista, boca, paciente. Periodontitis.
Dentista, boca, paciente. Periodontitis. - ZLIKOVEC / ZLIKOVEC - Archivo

Sigue en directo la última hora sobre el coronavirus en España y en el mundo

MADRID, 13 May. (EUROPA PRESS) -

El 93,7 por ciento de los odontólogos españoles han tenido que acudir a soluciones de apoyo financiero durante la crisis sanitaria, y de estos, el 71 por ciento han aplicado medidas de ERTE Parcial, una tasa muy alta respecto al 55 por ciento de los odontólogos europeos, según se desprende del Primer Barómetro Europeo sobre los odontólogos y el Covid-19.

Además, en España una de cada dos clínicas dentales permaneció abierta para realizar urgencias, y con frecuencia tuvieron que hacerlo sin disponer de la totalidad de los equipos de protección individual frente al Covid-19, señala la encuesta de DVD DENTAL realizada a más de 5.700 de estos profesionales en España, Portugal, Francia, Italia y Bélgica.

En Europa, el seguimiento de las recomendaciones de las asociaciones dentales y del gobierno representa la primera causa de cierre de consultorios dentales (73,8%), mientras que este motivo ocupa el tercer lugar entre las respuestas de los dentistas españoles (47,7 %). En España, la primera razón para cerrar las clínicas dentales es la falta de equipo de protección personal (69,5%) seguido de la seguridad del profesional y su equipo (64,3%).

FALTAN EQUIPOS DE PROTECCIÓN

Al cierre de la encuesta el 27 de abril, el 90 por ciento de los encuestados españoles declara que no tiene los EPI que necesita para continuar su actividad, "de hecho, esta es la primera razón que ha obligado a los odontólogos a cerrar sus clínicas dentales", afirma la directora General de DVD DENTAL en España, Nelly Perrin.

No obstante, la encuesta informa de que el 30 por ciento de los dentistas españoles donaron sus EPI a los servicios de salud y las organizaciones sociales durante la pandemia, un 10 por ciento más que la media europea.

En el estudio también se recoge que el 93 por ciento de los encuestados están convencidos de que el Covid-19 modificará significativamente la organización de su práctica dental, y la mitad creen que lo hará de forma permanente. "Por ello proyectan invertir en equipos sanitarios y de higiene (70% versus 58% europeo), y están, en su mayoría, a favor de los test Covid-19", reconoce Perrin.

Por otro lado, el 65 por ciento de los odontólogos desean realizar la prueba a todos sus pacientes, a pesar de las recomendaciones del Consejo General de Dentistas del 8 de abril. Y la mayoría de los odontólogos que no desean evaluar a sus pacientes es por razones económicas, según señala la encuesta.

Y, finalmente, a la hora de modificar sus hábitos en materia de higiene y protección, como consecuencia de la Covid-19, la casi totalidad van a limitar las citas en la sala de espera para evitar aglomeración de pacientes, y el 71,5 por ciento de los encuestados tienen previsto esterilizar los instrumentos rotatorios (turbinas, contra-ángulos) entre cada paciente.