Publicado 03/11/2021 12:16CET

Más de 50 organizaciones reclaman recuperar las consultas presenciales en centros de salud tras la pandemia

Más de 50 organizaciones se unen para defender la Atención Primaria y reclaman consultas presenciales tras la pandemia. A 3 de noviembre de 2021, en Madrid (España).
Más de 50 organizaciones se unen para defender la Atención Primaria y reclaman consultas presenciales tras la pandemia. A 3 de noviembre de 2021, en Madrid (España). - MEDICUSMUNDI

MADRID, 3 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP), la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO (FSS-CCOO), el sindicato UGT, la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC), Medicus Mundi y otras 46 organizaciones han firmado un manifiesto para defender la Atención Primaria y reivindicar, entre otros aspectos, que se prioricen las consultas presenciales en los centros de salud una vez han pasado los peores momentos de la pandemia de COVID-19.

En rueda de prensa este miércoles, representantes de algunas de estas 51 entidades han denunciado que algunas administraciones "han aprovechado la forma de afrontar la pandemia para organizar la demanda con menos actividad presencial y más actividad telemática".

En este sentido, defienden "dar prioridad a las consultas presenciales". "Las consultas telefónicas y telemáticas deberán tener un papel no discriminatorio para personas mayores o con dificultades para manejar las nuevas tecnologías", destacan en su manifiesto, donde realizan un análisis sobre la "grave situación" de la "puerta de entrada" del sistema sanitario.

"De no gestionarse adecuadamente el cambio, las consecuencias podrían ser nefastas para la población más pobre, de más edad y la más necesitada, porque es la menos digitalizada, así como para la atención de los procesos agudos sobrevenidos (cáncer, por ejemplo). El actual modelo asistencial impuesto por la pandemia ha entorpecido la visibilidad de estas patologías que aumentan en clave de inequidad: la población más pobre es la más perjudicada", insisten al respecto en su documento.

El vicepresidente de Medicus Mundi, Enrique Revilla, ha lamentado que la atención presencial no se está retomando en los centros de salud a medida que mejora la situación epidemiológica de la COVID-19. "Pensábamos que la situación era muy provisional, pero estamos viendo que no estamos volviendo a los tiempos de antes. Se ha conseguido que la telefonía solucione bastantes problemas, sobre todo burocráticos, pero a muchos pacientes hay que verlos. Hay que salvar la Atención Primaria, hay que rescatarla para volver a ser los referentes", ha comentado.

Así, sostienen la necesidad de "garantizar unos centros de salud abiertos, accesibles, próximos a toda la población y sin listas de espera".

"No somos la puerta de entrada, somos el eje del sistema. Si la Atención Primaria cae, cae todo el sistema de salud. No hay que volver exactamente a lo que teníamos antes de la pandemia, pero tenemos que aprender de lo que hemos vivido para reconstruir entre todos qué Atención Primaria queremos", ha manifestado la vicepresidenta de semFYC, María Fernández.

FALTA DE INVERSIÓN

De la misma manera, la representante de la sociedad médica ha urgido a recuperar la inversión en Atención Primaria de antes de la pandemia, como mínimo: "No estamos viendo ni en los Presupuestos ni en otros muchos aspectos una inversión en AP".

En su manifiesto, las 51 organizaciones instan a "recuperar lo recortado en los últimos años", incrementando el presupuesto en AP hasta el 25 por ciento del total invertido en el sistema sanitario. En este sentido, el secretario general de FSS-CCOO, Humberto Muñoz Beltrán, ha apuntado que el sistema sanitario "ha sufrido una descapitalización cercana a los 30.000 millones de euros, unos 8.000 millones den AP".

"Hace falta recuperar la inversión. Hay que volver como mínimo a las cifras de antes de la crisis de 2008. Tenemos que tener en torno al 7,2 por ciento del PIB para estar a la altura de los países de nuestro entorno, mientras ahora podemos estar en el 5,9 por ciento. Una cuarta parte de ese 7,2 por ciento debería ir para Atención Primaria", ha sugerido.

En cualquier caso, y a la espera de la reunión del Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas en diciembre para perfilar el anunciado Plan de Acción en Atención Primaria, los sindicatos no creen necesario una huelga para presionar a las administraciones. "No descartamos ningún tipo de movilización, pero en esta ocasión queremos hacer movilizaciones en los que pueda participar la sociedad", ha señalado.

Por otra parte, las entidades piden dotar a la Atención Primaria de "los recursos necesarios y suficientes para realizar actividades formativas, docentes y de investigación, para conseguir niveles de excelencia".

También apuestan por "eliminar las trabas de acceso a pruebas diagnósticas y terapéuticas e incorporar una cartera de servicios óptima y homogénea en todas las comunidades autónomas, de tal modo que la Atención Primaria tenga acceso a un catálogo completo de pruebas diagnósticas en las mismas condiciones que el resto de las especialidades".

MÁS PROFESIONALES

Una de las principales reivindicaciones de estas entidades es incrementar "significativamente", además de médicos de Familia y Pediatras, la Enfermería Comunitaria, así como incorporar nuevos profesionales a los equipos. "Debemos fomentar un modelo formado por equipos multiprofesionales con integración real y orientación comunitaria", detallan.

Todo esto se traduce, en su opinión, en "adecuar las plantillas en los centros de salud, dimensionándolas no solo en base al número de tarjetas sanitarias y grado de dispersión", junto con "incorporar a los nuevos profesionales a la plantilla de forma estable".

"Nos parece fundamental esta iniciativa, es importantísimo frenar el deterioro de la Atención Primaria. Los recortes que hemos sufrido en los últimos años generaron un deterioro en los recursos muy importantes. Las políticas desarrolladas durante la pandemia han hecho que la situación se agrave hasta una situación muy problemática", ha indicado el presidente de FADSP, Manuel Martín.

En este contexto, han puesto en valor la importancia de "invertir de manera clara en recursos humanos y ofertar empleo público estable y de calidad, estabilizando las plantillas mediante la convocatoria de Ofertas de Empleo Público (OPE) con la suficiente periodicidad".

Otro de los aspectos que piden es incrementar el personal de las unidades administrativas, formándolo y capacitándolo en la resolución de temas sanitarios; desarrollar la orientación comunitaria en los centros de salud; mejorar la relación con el nivel hospitalario; o transformar las áreas de salud para que se conviertan en el espacio para la integración de todas las actuaciones y actividades de salud. Por último, han destacado la oportunidad de "garantizar la participación y empoderamiento de los ciudadanos para la promoción de salud y la mejora de los servicios sanitarios".