Más del 50% de los españoles cree que el SNS ha empeorado en los últimos 5 años

Actualizado 11/06/2013 19:57:44 CET
EUROPA PRESS

La población española es la que peor percepción tiene de su sanidad pública

MADRID, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

El 53 por ciento de los españoles afirma que el acceso a los servicios del Sistema Nacional de Salud (SNS) ha empeorado en los últimos cinco años, según el Informe Global @dvisor de IPSOS, donde precisamente se desprenden que es la población española la que peor percepción tienen de su sanidad pública, muy por debajo de la que franceses e italianos tienen de sus respectivos sistemas.

Desde la compañía de investigación de mercados, se destaca que el estudio "confirma el desplome de la percepción de la calidad del sistema español en todos los ámbitos que abarca"; es decir, los españoles suspenden en todos los ámbitos a la sanidad pública, donde se muestran que los sistemas mejor valorados por sus ciudadanos son los de Corea del Sur y Argentina.

El estudio, llevado a cabo en 15 países, busca la opinión de los ciudadanos sobre la evolución del sistema de sanidad pública de sus países en los últimos 5 años, valorando el acceso a los servicios de la sanidad pública --acceso a médicos, tratamientos y medicamentos, tests de diagnósticos, etc-- y la experiencia del paciente --información compartida con el paciente, la existencia de tratamientos alternativos, nivel de sensibilización con el paciente, calidad en el servicio, etc--.

De hecho, la valoración española en cuanto al acceso a los servicios de la sanidad cae nada menos que 171 puntos, cuando la media a nivel mundial se sitúa en más 32 puntos. Si se desglosa cada uno de los ámbitos, los españoles califican la evolución en los últimos años como muy negativa, dando un menos 5 al acceso a médicos, un menos 47 al acceso a tratamientos y medicamentos, un menos 39 a test y pruebas de diagnóstico, o un menos 34 a la hora de acceder a un hospital.

En cuanto al acceso general de salud los datos destacan sobre la media mundial, que se sitúa en un más 5, bajando la recepción española 35 puntos, mientras que países como Corea del Sur la percepción global sube 53 puntos; Argentina, que se coloca con más 35 puntos; Japón con 15 puntos, o Bélgica, con más 20 puntos.

LOS DATOS MUNDIALES SON POSITIVOS

El análisis de los 15 países, la puntuación media global fue de 130 puntos, lo que significa que en forma global, las percepciones sobre el acceso a la atención sanitaria en general, sus componentes y experiencias de los pacientes se consideraron mejor ahora que hace cinco años.

Volviendo a la opinión sobre el acceso a servicios de salud, destaca Corea del Sur, donde la percepción global sube nada menos que 250 puntos, Argentina, con 145 puntos; Japón con 98 puntos, o Estados Unidos, con un más 65.

En lo que se refiere a países europeos, destacar subidas en la apreciación de servicios como Bélgica (+87), Alemania (+44) o Gran Bretaña (+13), y descensos de nuestros vecinos Francia (-35) o Italia (-27), aunque se trata de valores muy inferiores a los españoles.

Por otro lado, en lo que se refiere a la valoración de la experiencia del paciente, la percepción de los españoles también se desploma nada menos que 164 puntos, dato que se contrapone con la media mundial, que se sitúa en más 91 puntos.

Dentro de este apartado, los españoles califican la evolución de los últimos 5 años con un -14 en el acceso a información compartida con el paciente, un -27 en el ofrecimiento de tratamientos alternativos, un -24 en la calidad de atención en el servicio, un -23 en la sensibilización con el paciente, o un menos 24 puntos en la rapidez.

Por países, vuelve a destacar Corea del Sur con un +332, Argentina (+241), Japón (+178) o Estados Unidos (+119). A nivel Europeo, suben Bélgica (+163), Polonia (+133), Gran Bretaña (+78) Alemania (+73) y Francia (+47), mientras que Italia cae un menos 27.

La encuesta se realizó a 12.001 adultos de Alemania, Argentina, Australia, Bélgica, Canadá, Corea del Sur, España, Estados Unidos, Francia, Hungría, Italia, Japón, Polonia, Reino Unido y Suecia.