Más del 40% de los trabajadores sufren síndrome postvacacional

Actualizado 18/08/2008 18:51:22 CET
Actualizado 18/08/2008 18:51:22 CET

Más del 40% de los trabajadores sufren síndrome postvacacional

Según una experta

Foto de la Noticia
Foto: Reuters + Ampliar



   MADRID, 18 Ago. (EUROPA PRESS) - 


Más del 40 por ciento de las personas que vuelven al trabajo tras las vacaciones pueden sufrir lo que se conoce como síndrome postvacacional, caracterizado por episodios de tristeza y ansiedad, según destaca la psicóloga del Centro de Tratamiento de la Ansiedad y el Estrés (CETAES), Vanessa Fernández.

   Tras unos días o semanas de descanso, un "porcentaje elevado" de la población puede sufrir distintos síntomas de tristeza, pérdida de ilusión, nostalgia, e incluso depresión. No obstante, esta experta matizó, en declaraciones a Europa Press, que "depresión entre comillas, porque no es normal que las vacaciones provoquen una depresión".

   Lo que sí es frecuente es que se detecten episodios de ansiedad e incertidumbre por lo que viene. En estos casos, la ansiedad procede de una falta de planificación "que debería haberse quedado hecha antes de marcharse", mientras que la incertidumbre es propia de aquellas personas que no tienen "muy clara" su situación laboral.

   La irritabilidad también puede surgir, lo que hace que la persona esté más susceptible a las críticas, así como problemas de sueño o insomnio y, aunque menos frecuente, episodios de fatiga. Esto se debe a que "las emociones tienen correlatos fisiológicos y cuando una persona está muy irritada o ansiosa está presentando una tensión muscular por encima de lo normal".

   Por lo general no existe un perfil específico de personas que padecen estos trastornos según la edad, y generalmente son personas a quienes no les satisface su trabajo o su ambiente laboral, bien por sus compañeros o por sus jefes; su situación en su trabajo no es estables, y que, además, tienen muchas cargas extras fuera del mismo.

   En cuanto al género, Vanessa Fernández no advierte diferencias entre hombres y mujeres, si bien destacó diversas teorías evolucionistas que aseguran que "las mujeres tienen más inestabilidad emocional, son más sensibles a cualquier cambio que se produzca y expresan más".  

SÍNDROME ¿VACACIONAL?

   Sin embargo, la vuelta al trabajo no resulta desagradable para todo el mundo, y esta experta destacó que hay quienes se encuentran "a gusto en su entorno laboral" o a aquellos para los que "el trabajo es una forma de camuflar su realidad".

   En estos casos se puede hablar de un "síndrome vacacional", ya que, en vacaciones, a veces que afloran síntomas que están soterrados durante el año debido al propio ritmo laboral, que incluso "te sirve de distracción".

   "Hay gente que se construye un submundo y que piensa que todo va bien, pero cuando llegan las vacaciones, te pones a darle vueltas a la cabeza, reflexionas sobre ti, ves las cosas con perspectiva y te das cuenta de que hay un déficit en tu vida", aseguró Vanessa Rodríguez.

   Por ello, si a estos casos en los que existen problemas personales también se unen los síntomas propios del síndrome postvacacional se puede provocar un efecto sumatorio entre síntomas y presentar "un trastorno más serio".

RECOMENDACIONES.

   Para todos estos casos, y a pesar de que no hay una "receta mágica" para evitar estos casos, esta psicóloga recomienda volver de las vacaciones al menos un día o dos antes de la vuelta al trabajo, ya que "así te acostumbras de nuevo a los hábitos rutinarios, te dedicas a ordenar la casa".

   Otro método que puede ayudar es una planificación de las cosas que te quedan pendientes o que hay que empezar a retomar y, del mismo modo, aconseja dedicar tiempo para uno mismo e intentar que no todo sea trabajo, pensar en las próximas vacaciones o en el próximo puente y planificar algo para crear una "perspectiva de ilusión".

   Todo ello acompañado de una buena alimentación y la práctica de ejercicio físico, dos factores que "suelen descuidarse en vacaciones" pero que son aspectos en los que hay que incidir al volver al trabajo para que la salud física no influya en la mental.