Publicado 22/06/2021 13:28CET

Más de 40 sociedades médicas, civiles y ecologistas piden con la entrega de 71.000 firmas la Ley Integral del Amianto

Archivo - Restos de amianto en un tejado
Archivo - Restos de amianto en un tejado - EUROPA PRESS - Archivo

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Grupo de la Ley Integral del Amianto, formado por más de 40 organizaciones, representantes de la sociedad médica, civil, y ecologista, y varios expertos, han entregado más de 71.000 firmas al presidente del Gobierno Pedro Sánchez, instando al Gobierno de España para que aborde una propuesta de Ley Integral del Amianto a trasladar al Congreso de los Diputados, que afronte de forma urgente, "el desastre medioambiental, sanitario y socio laboral, que supone la exposición al amianto a la población española".

Mediante las firmas recogidas en la plataforma 'change.org' piden el apoyo a su propuesta normativa que gira alrededor del fondo de compensación de las víctimas, las jubilación anticipada para los trabajadores expuestos al amianto, la investigación de tratamientos de las enfermedades derivadas de la exposición al amianto, el censo y la erradicación del amianto instalado y el existente en vertidos clandestinos en áreas rurales, urbanas y naturales, y el desarrollo de técnicas para destrucción del amianto.

"El fondo de compensación a las víctimas no reemplaza a la pérdida del ser querido pero es imperiosamente necesario para dar tregua a la lucha que siguen las familias tras la pérdida irremplazable. Ahora no solo hablamos de trabajadores, el amianto está en todas partes con nuestros niños en colegios, en nuestras casas, en nuestros barrios con vertidos clandestinos, y por ello es necesario un fondo de compensación a las víctimas que alguien responda de esa irresponsabilidad cometida a sabiendas de que el amianto mata", señala Susana Tirado, presidenta de A4, Asociación de Afectados/as por el amianto en Aragón.

El neumólogo Josep Tarrés, especialista en amianto, ha trasladado "el Gobierno de España debe actuar ya para evitar que la pandemia del Amianto alcance a nuestros hijos y nietos, y dar protección social a las miles de víctimas que ha ocasionado, y ocasionará. No actuar, supondrá dejar a las próximas generaciones una herencia envenenada, y decenas de miles de casos de cáncer que se manifestarán dentro de 20 a 50 años, una gravísima irresponsabilidad de los políticos y de los agentes sociales que provocara dolor, muerte y sufrimiento a las generaciones futuras".

Asimismo, Tarrés ha indicado "que mientras otros países europeos vienen utilizando fondos estructurales europeos desde hace años para erradicar el amianto, España lleva años perdiendo la opción de actuar contra un grave problema de salud pública, con financiación europea".

Por su parte, Laura Mezquita de la Sociedad Española de Oncología Médica, advierte de la peligrosidad letal de la exposición al amianto. "No existe nivel de exposición segura al amianto. Se necesitan fondos específicos para la investigación de terapias para el cáncer derivado de la exposición al amianto, como el cáncer de pulmón, mesotelioma o el cáncer de laringe, centrados en el desarrollo de la medicina de precisión, para salvar vidas de la pandemia del amianto", afirma.

Mientras, la doctora Carmen Fernández, de la Organización Médica Colegial, ha afirmado que "la forma de evitar los cánceres por amianto, es evitar la exposición, actuar sobre la causa que origina la enfermedad. Al igual que en la Covid-19, protegemos a la población con la vacunación, en la otra Pandemia, la del amianto, lo que hay que hacer es evitar exposiciones, que son evitables".

Por su parte, Carlos Arribas de Ecologistas en Acción, ha indicado que la descontaminación de todas las áreas con vertidos clandestinos en áreas urbanas, rurales y naturales tiene que ser una "prioridad absoluta" para el Gobierno, "para proteger a la población, por lo cual debe haber una acción contundente y coordinada para identificar estos vertidos y que las CCAA pongan en marcha un calendario urgente para su retirada, así como para el desarrollo de técnicas de destrucción segura de las fibras de amianto, para evitar dejar el problema a las generaciones futuras".