Publicado 25/06/2021 14:59CET

Marlaska espera que "no se pongan trabas" a la Ley de Eutanasia pese a los recursos de PP y VOX ante el Constitucional

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, durante la entrega del I Premio Rojana 'Alfredo Pérez Rubalcaba’, a 21 de junio de 2021, en la Fundación Felipe González, Madrid, (España).
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, durante la entrega del I Premio Rojana 'Alfredo Pérez Rubalcaba’, a 21 de junio de 2021, en la Fundación Felipe González, Madrid, (España). - Cézaro De Luca - Europa Press

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha señalado que espera que "no se pongan trabas" a la Ley de Eutanasia, que ha entrado en vigor este viernes en España, ya que es "una demanda del conjunto de la sociedad.

Sobre los recursos de inconstitucionalidad presentados ante el Tribunal Constitucional (TC) por el Partido Popular y VOX, Marlaska ha instado a aguardar la resolución de los jueces. "Vamos a esperar que el Constitucional resuelva", ha dicho en declaraciones a los medios tras la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados.

En cualquier caso, ha defendido la pertinencia de la norma: "Es una ley que la sociedad estaba demandando, que se ha hecho con todas las garantías. Y espero que no se pongan trabajas a lo que era una demanda del conjunto de la sociedad".

El Pleno del Tribunal Constitucional ha admitido este viernes a trámite el recurso de inconstitucionalidad promovido por más de 50 diputados del Grupo Parlamentario VOX en el Congreso contra la Ley Orgánica de regulación de la eutanasia. Sin embargo, ha acordado denegar la petición de suspensión de la ley, "conforme a la reiterada doctrina del Tribunal Constitucional". VOX considera que la ley vulnera el derecho a la vida (artículo 15 de la constitución), así como los artículos 16, 23, 24, 53, 81.1, 88, 89.1 y 106.1.

El Partido Popular también ha presentado un recurso ante el TC contra la ley, aprobada el pasado mes de marzo en el Congreso de los Diputados con los votos en contra de PP y VOX. La norma establece que esta práctica se podrá llevar a cabo a pacientes que lo soliciten y que se encuentren en un contexto de "padecimiento grave, crónico e imposibilitante o enfermedad grave e incurable, causantes de un sufrimiento intolerable".