Gregorio Marañón niega que haya "desmantelamiento" y asegura que no se ha reducido el número de anestesistas

Actualizado 13/03/2013 11:53:11 CET
EUROPA PRESS

Detalla que se ofreció al servicio de Anestesia un refuerzo por la tarde que fue rechazado

MADRID, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Gregorio Marañón ha negado de nuevo este martes las informaciones sobre presunto "desmantelamiento" del centro, algo que achaca a posturas de determinados colectivos interesados en difundir una "falsa sensación de externalización de la actividad sanitaria", y afirma que no se ha reducido el número de anestesistas en el hospital.

Así lo han detallado desde la gerencia del hospital en respuesta a la rueda de prensa ofrecida por la Asociación de Facultativos y Especialistas de Madrid (Afem), que este martes ha denunciado que existe un descenso de actividad asistencial del centro relacionado con los ajustes que está aplicando la Consejería de Sanidad.

En dicha comparecencia, profesionales del hospital han afirmado que se ha reducido a dos los anestesistas en el servicio de urgencia y ha caído el número de ingresos hospitalarios y la actividad quirúrgica.

En el caso de los anestesistas, el centro remarca que no se ha reducido su número y que dispone de 9 facultativos de esa especialidad de guardia con presencia física, al igual que hace un año.

Al respecto, añaden que el dispositivo de guardia de Anestesia fue estudiado y analizado en profundidad durante el pasado verano, dando lugar a una reorganización del servicio "en función de las necesidades reales del mismo", produciéndose "un reequilibrio de recursos" entre la atención a pacientes adultos y pediátricos, manteniéndose nueve anestesistas de guardia en el hospital. Además, se ha ofrecido al servicio de Anestesia un refuerzo por la tarde que han rechazado.

Por otro lado, el centro manifiesta que en ningún momento se sacó a ningún paciente del quirófano, solventándose dicha situación con la apertura de un tercer quirófano y con la priorización de las indicaciones quirúrgicas según el criterio médico.

"Conviene recordar que en el hospital hay otros siete anestesistas más de guardia por lo que, si hubiera sido necesario, cualquiera de ellos podría haber colaborado en la actividad quirúrgica", añade el centro en referencia al caso apuntado en esa rueda de prensa de Afem en la que se aludía a que se tuvo que sacar del quirófano a una paciente que sufría obstrucción para atender a otra persona que requería una intervención de urgencia.

Sobre las derivaciones a otros centros para la realización de pruebas diagnósticas o intervenciones quirúrgicas, el hospital Gregorio Marañón detalla que en febrero de 2013 se han derivado 70 pacientes menos para actividad quirúrgica que en febrero de 2012 y 404 pacientes menos que en febrero de 2012 para pruebas de radiodiagnóstico por imagen.

Por tanto, la gerencia del hospital asegura que las medidas adoptadas en la gestión de sus recursos técnicos y profesionales "continúan garantizando una asistencia sanitaria de calidad a nuestros pacientes, que es nuestra razón de ser y eje fundamental de nuestra actividad".