Madrid.- Gómez avisa de que todos los "globos sonda" de Aguirre los acaba asumiendo el PP como posición política

Actualizado 10/04/2012 20:33:59 CET
Tomás Gómez
EUROPA PRESS

Cree que "algo muy mal" estarán haciendo los 'populares' cuando Rajoy ha hecho algo "inédito" como salir del Senado por el garaje

MADRID, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSM, Tomás Gómez, ha censurado este martes la propuesta de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, de devolver al Estado las competencias de justicia, educación y sanidad y ha reconocido que la actual estructura autonómica tiene "mala pinta" porque todos los "globos sonda" lanzados por la presidenta madrileña acaban siendo asumidos como posiciones políticas por el PP.

En declaraciones a los medios en el Senado, Gómez ha calificado de "preocupantes" las declaraciones de Aguirre tras entrevistarse con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Palacio de la Moncloa, que considera que revelan que la jefa del Ejecutivo madrileño "no está cómoda y no cree en la Constitución, el Estado de las autonomías" y la configuración establecida en la Carta Magna.

Pero además, el líder de los socialistas madrileños ve la propuesta de Aguirre de devolver competencias como una muestra de su "incapacidad" para cumplir sus obligaciones al frente de la Comunidad de Madrid y gestionar de forma adecuada los servicios de educación, sanidad y justicia.

"Si las comunidades autónomas del PP gestionan mal estas competencias, nada indica que lo vaya a hacer mejor el PP desde el Gobierno", ha avisado Tomás Gómez antes de añadir que Aguirre ya gestionó "mal" la educación cuando fue ministra y ahora lo hace también "mal" como presidenta autonómica.

Para el senador socialista, es también "muy grave" la idea de la presidenta de la Comunidad de que el bachillerato deje de ser gratuito, una propuesta que ve como "un retroceso" a tiempos anteriores a la Constitución y un paso para que sólo puedan estudiar aquellos con altos recursos económicos.

En este contexto, Gómez ha pedido al Gobierno que aplique "menos regalos fiscales" para los defraudadores y ponga más atención en prestar a los ciudadanos los servicios básicos y garantizarles un futuro. "Es una vergüenza, inmoral y poco ético que alguien que defrauda sólo cotice el 10 por ciento", ha censurado.