Actualizado 25/02/2010 20:12 CET

Madrid.-La Comunidad pedirá los informes que echa en falta el TS para seguir adelante con los bancos de cordón umbilical

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Madrid solicitará los informes que echa en falta el Tribunal Supremo (TS) en el Decreto autonómico que regulaba los depósitos de sangre de cordón umbilical y seguirá adelante con su idea de que haya bancos de cordón umbilical públicos y privados en la región, afirmó hoy el consejero de Sanidad, Juan José Güemes.

Después de que el Tribunal Supremo haya anulado el Decreto regional que permitía la existencia de estos bancos en la región al desestimar el recurso de casación interpuesto por el Ejecutivo regional y la empresa 'Secuvita S.L.' contra la sentencia del TSJM que revocó la norma autonómica, Güemes afirmó a Europa Press que recabarán los informes que echa en falta el Supremo, así como otros informes.

"Tomaremos todas medidas a nuestro alcance para defender la libertad de los madrileños y la posibilidad de depositar la sangre del cordón en bancos en la Comunidad de Madrid", señaló a Europa Press el consejero, que indicó que trabajarán para que los madrileños tengan "las mismas posibilidades" que los ciudadanos de Alemania, Bélgica, Dinamarca, Holanda, Reino Unido, Estados Unidos y una "gran parte de los países avanzados".

Tras destacar que han conocido la sentencia por los medios de comunicación y no de manera oficial, Güemes afirmó que acatan la decisión judicial, de la que destacó que "confirma las resoluciones judiciales anteriores" en las que se habla de "anulación del Decreto de la Comunidad de Madrid", pero basándose en "cuestiones estrictamente formales". Así, resaltó que no entra a juzgar la "cuestión de fondo" del Decreto autonómico.

Güemes criticó que "no sólo los madrileños, sino los españoles tienen que mandar la sangre del cordón umbilical a otros países para poder almacenarla y depositarla en bancos de sangre ante la normativa que, con posterioridad al Decreto de la Comunidad de Madrid, aprobó el Gobierno de Zapatero para prohibir que sea posible en España".

Por último, indicó que esta situación es "un grave atentado a la libertad" y afirmó que a pesar de que acatan la resolución judicial, se proponen llevar a cabo todas las acciones a su alcance para asegurar la libertad de los madrileños a la hora de almacenar la sangre del cordón umbilical.