Actualizado 21/10/2010 19:14:44 +00:00 CET

Madrid acogerá desde mañana y hasta este sábado el II Curso Internacional sobre Dermatología Psiquiátrica

MADRID, 21 Oct. (EUROPA PRESS) -

Madrid acogerá desde mañana y hasta el sábado el II Curso Internacional sobre Dermatología Psiquiátrica, cuyo objetivo será formar a los profesionales sanitarios "para que se tenga cada vez más en cuenta el factor psicológico a la hora de tratar ciertas enfermedades de la piel".

Según su organizadora, la jefa de Dermatología del Hospital 12 de Octubre, Aurora Guerra, presidenta de la Sociedad de Dermatología de la Comunidad Autónoma de Madrid y coordinadora del Grupo Español de Dermatología Psiquiátrica de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), la meta es "conseguir una formación que nos haga considerar al paciente como persona y no como un enfermo sin más".

Este curso, dirigido a dermatólogos, psiquiatras y psicólogos, está diseñado para ampliar los conocimientos sobre patologías cutáneas con repercusión psicológica en los pacientes al producir lesiones visibles.

"Este año --ha adelantado-- se pondrá especial atención a la psoriasis, para lo que se ha incorporado un simposio interactivo en el que, junto a dermatólogos, farmacólogos y psicólogos, intervienen los propios pacientes".

La psoriasis, al igual que otras patologías cutáneas, lleva asociadas comorbilidades como la depresión o la ansiedad por la visibilidad de las lesiones y el impacto psicológico que pueden ocasionar.

"Lo primero que se le aconseja a un paciente con psoriasis es un tratamiento eficaz y cómodo. Después, se les ofrece consejos para que consigan adaptar su personalidad a la enfermedad y, si es necesario, les recomendamos que se unan a sesiones de ayuda en grupo", ha explicado, añadiendo que "también es muy importante que reciban información veraz de lo que es su enfermedad y lo que va a pasar".

El curso también abordará la utilidad de las escalas de calidad de vida en Dermatología, que permiten al profesional sanitario conocer el impacto psicológico de la enfermedad y compararlo con el de otras, pues "a menudo sorprende --reconoce-- que un paciente con psoriasis se sienta peor que un paciente con enfermedad cardiaca o cáncer".