Actualizado 18/09/2007 17:29:46 +00:00 CET

El lúpulo contenido en la cerveza podría prevenir enfermedades relacionadas con la edad avanzada

HUELVA, 18 Sep. (EUROPA PRESS) -

El lúpulo contenido en la cerveza podría prevenir enfermedades relacionadas con la edad avanzada, según el estudio 'El lúpulo contenido en la cerveza: su efecto antioxidante en un grupo controlado de población' desarrollado por la doctora Victoria Valls, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Valencia, y por el profesor Jesús Román Martínez, de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación.

En un comunicado, el Centro de Información Cerveza y Salud informó de que, según las conclusiones del estudio, el lúpulo, uno de los ingredientes fundamentales de la cerveza, influye positivamente en los parámetros sanguíneos del metabolismo oxidativo evitando la oxidación de las células, mientras que también influye positivamente en algunos parámetros de riesgo cardiovascular, ya que disminuye los niveles de colesterol total y triglicéridos.

El lúpulo es uno de los ingredientes imprescindibles en la elaboración de cerveza. Le confiere su característico sabor amargo y junto con el agua y la cebada malteada forma la base del mosto, que una vez fermentado se convertirá en cerveza.

La investigación ha sido realizada en un grupo dietéticamente controlado, de edad avanzada, al que se administró cerveza sin alcohol. El objetivo del estudio fue analizar la relación entre el consumo de una bebida rica en compuestos antioxidantes y los parámetros sanguíneos del metabolismo oxidativo y su relación con el metabolismo lipídico y los parámetros de inflamación.

En este sentido, la doctora Victoria Valls, coautora del estudio, destacó que "en una dieta adecuada, el consumo moderado de cerveza sin alcohol por parte de adultos sanos puede contribuir a la reducción de patologías asociadas con la edad y, por lo tanto, conseguir un envejecimiento más saludable".

Por su parte, el profesor Jesús Román Martínez puso de manifiesto que la cerveza "tiene una capacidad antioxidante global significativa", ya que, según dijo, "posee valores similares a otras bebidas alcohólicas como el vino y no alcohólicas como el mosto".

Al hilo de ello, Martínez valoró que el efecto beneficioso sobre la salud atribuido a las bebidas tradicionales fermentadas, y en este caso a la cerveza, "no se debe únicamente a la presencia de alcohol sino, fundamentalmente, a su contenido en antioxidantes".

El Centro de Información Cerveza y Salud es una entidad de carácter científico dedicada a fomentar el estudio y la investigación sobre las propiedades nutricionales del consumo moderado de cerveza, para cual colabora con distintas universidades y centros de investigación.