Llega el primer tejido que previene la dermatitis atópica

Actualizado 09/03/2010 13:15:57 CET
EP

VALENCIA, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Instituto Dermatológico Mediterráneo (IDM) y el Instituto Tecnológico Textil (Aitex) han invertido dos años de investigación para desarrollar el tejido 'Dermatex', un textil que ha demostrado su eficacia en la piel del bebé sano y con dermatitis atópica y alérgica, según informó la entidad en un comunicado.

Este tejido se ha utilizado para fabricar bodys de bebé que ya están disponibles en un farmacias de toda España y que, según la misma fuente, "son ya recomendados por los pediatras, dermatólogos y matronas". El tejido incorpora proteínas de soja (elemento que tiene un 40% de proteínas), "cuyos aminoácidos estimulan la producción de colágeno en la piel del bebé, facilitando su regeneración y el mantenimiento de su humedad de forma natural".

Aitex explicó que la investigación y desarrollo del producto responde a "dos realidades": el alto porcentaje de dermatitis atópica en los niños y las dermatitis alérgicas de contacto e irritativas en los bebés. La dermatitis atópica es la afección "más frecuente y en alza en niños" hasta los once años y su porcentaje ha aumentado desde el 3 por ciento de la década de los años 60 hasta el 20 por ciento en la actualidad, con lo que prácticamente se ha multiplicado por siete en 50 años.

Actualmente no existe un tratamiento curativo para esta patología aunque sí que se pueden de una serie de medidas que ayudan a atenuar la enfermedad y permiten a los pacientes llevar una vida normal.

Dermatex está compuesto al 95 por ciento por fibras de soja, que destaca por una propiedad llamada "función oxianiónica negativa", que es una clase de oxianión de una alta actividad que purifica el aire. Esto implica a su vez una mejora en el descanso nocturno y en su estado emocional, expande los vasos capilares. Además mata a los bacilos y mantiene la piel limpia. El coeficiente de fricción de las fibras de soja es además menor que el de la seda y el algodón por tanto ofrece una gran sensación de confort en prendas y tejidos.

El nuevo tejido "recupera todas estas características y proporciona a la piel gran suavidad y frescor al ser muy transpirable". Además, posee propiedades hidratantes, nutritivas y suavizantes para la epidermis y protege de los rayos ultravioletas; estimula la renovación celular y evita la pérdida de colágeno; permiten una mayor circulación del oxígeno hacia el cuerpo, lo que ayuda a remover partículas negativas de la piel.