Llamazares acusa a Mato de "regalar" el sistema sanitario a lobbies de presión del sector

Actualizado 07/10/2014 7:04:22 CET

Mato responde haciendo balance y asegurando que el Gobierno "jamás" se ha planteado el copago asistencial

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de Sanidad de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA) en el Congreso, Gaspar Llamazares, ha acusado a la ministra de Sanidad, Ana Mato, de "regalar" a lobbies de presión del sector sanitario el actual Sistema Nacional de Salud (SNS) que, debido a las medidas adoptadas, "ha cambiado por la puerta de atrás" pasando a convertirse en un "sistema de seguro".

Llamazares que preguntaba, mediante una interpelación en el Congreso de los Diputados, sobre los nuevos recortes y el cambio unilateral de modelo sanitario y el consiguiente rechazo de los ciudadanos, ha vuelto a pedir la dimisión de Mato al entender que "tiene el dudoso honor de presidir el ministerio del malestar, de los recortes y los repagos a los ciudadanos mientras se regala a los amigos".

Así, le preguntaba por la adjudicación de 20 millones de euros en una ampliación de crédito a MUFACE mientras desde Sanidad se recorta en el Plan de Sida o el Programa a la drogadicción; y afirmaba que, una vez ha "fracasado" la privatización sanitaria en Madrid, "Sanidad se encarga de privatizar dentro de los propios hospitales y centros de salud las áreas clínicas que pone en manos de los sectores privados y lobbies de presión".

"Me gustaría que explicase sus regalos", le pedía Llamazares, quien reprochaba que "haya convertido sin la participación de nadie el sistema sanitario en un sistema de seguro", que "no controla ni el Ministerio de Sanidad".

Asimismo, lamentaba que haya "perdido" el control de la protección sanitaria para cederla al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, lo que ha ocasionado "más de 870.000 excluidos de la tarjeta sanitaria en España".

Esta situación la ha vuelto a calificar de "apartheid" sanitario impuesto por el Gobierno, ya que excluye de la tarjeta sanitaria, no solo a los 'sin papales', también "a una parte de los ciudadanos más pobres que no tienen una preocupación directa por la tarjeta sanitaria; otra parte que tiene que ver inmigrantes e hijos de emigrantes españoles; y personas que han perdido la protección al desempleo".

El diputado ha lamentado que la ministra "se crea" su discurso sobre la sanidad, así como los acuerdos a los que ha llegado con distintas organizaciones médicas; y le ha explicado que, para conseguir un pacto sanitario, falta un acuerdo político con todos los grupos; pero "mientras tome decisiones que modifican radicalmente el sistema sanitario pactado no habrá acuerdo político", ha advertido.

Por lo tanto, "no hay pacto hay confrontación", además de "un profundo malestar sanitario", ha explicado, al tiempo que le reprocha su discurso basado en el "cinismo y doble lenguaje", y le advertía de que más que "cohesión hay un desbarajuste sanitario" en el SNS.

MATO: "NO HA HABIDO NINGÚN CAMBIO DE MODELO"

En respuesta, Mato ha hecho un balance en materia sanitaria de estos dos años de legislatura, donde ha vuelto a explicar que "este Gobierno ha dedicado todos sus esfuerzos a garantizar a los españoles una sanidad pública, universal y gratuita de la máxima calidad"

Así, ha afirmado que "hoy es más universal que antes", y para conseguir que sea "económicamente sostenible", y conseguir que "los pacientes estén en el centro del sistema", se han buscado fórmulas que ayudan a prestar una asistencia integral.

"En España este Gobierno es el que ha garantizado que la atención sanitaria sea totalmente gratuita y también los medicamentos que se suministran o administran en el hospital. Nadie paga por los tratamientos que recibe en los hospitales mientras está ingresado", ha recordado, al tiempo que era tajante al señalar que desde el Gobierno "jamás" se ha planteado el copago asistencial algo que, ha recordado, "no todos pueden decir".

Asimismo, "se ha producido un ahorro que nos permite garantizar que los ciudadanos puedan acceder a nuevos medicamentos innovadores que tiene precios muy elevado", ha añadido, para continuar explicando que Sanidad "trabaja en una cartera común que permite que los pacientes puedan acceder a las mismas prestaciones independientemente de donde residan".

Por otro lado, ha agradecido el "compromiso" de los médicos y enfermeros, y ha recordado que el apoyo de los profesionales sanitarios, mejorará la calidad del sistema sanitario; y con el mismo objetivo ha invitado a todos los grupos políticos a unirse en un pacto y, para ello, pide "dejar la salud fuera del debate partidista".

"Yo no hablo de recortes hablo de eficiencia", le advertía a Llamazares, recordándole que "el reto del futuro es avanzar hacia un espacio sociosanitario y hacia la 'e-salud' para garantizar una atención personalizada, asistencia domiciliaria y la telemedicina, esos son nuestros retos y en ello estamos trabajando".

Finalmente, y en respuesta a las acusaciones que alentar la colaboración publico-privada, ha recordado al diputado que "las CCAA son las que definen cómo gestionan sus recursos", y, mientras eso esa así, "el Gobierno respetará siempre esas competencias".

"Respecto todas las decisiones siempre que no atenten a la igualdad de los españoles, y lo hemos demostrado recurriendo el euro por receta en Cataluña y en la Comunidad Autónoma de Madrid, con independencia del partido político que gobierne en esas comunidades autónomas", ha asegurado.

"Todos los datos reflejan una mejora, soy consciente de que tenemos que resolver muchos problemas y que nos queda mucho camino que recorrer y lo queremos hacer contando con todos los partidos políticos", ha señalado, para concluir su discurso afirmando que "no ha habido ningún cambio de modelo".

"Lo que hemos hecho es una mejora en la gestión, ahora es más eficiente, y tener voluntad de afrontar los problemas dejando de mirar para otro lado", ha finalizado, recordando que su convicción es "fortalecer el SNS y prepararlo para los pacientes del siglo XXI".