Lasquetty cree que la 'marea blanca' de este domingo pretende "desestabilizar" al Gobierno regional

Actualizado 20/04/2013 15:10:47 CET

Sobre el recurso anunciado por los sindicatos, dice que no está preocupado porque están "actuando conforme a derecho"

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Javier Fernández Lasquetty, ha declarado en rueda de prensa que la manifestación de la 'marea blanca' convocada para este domingo es una protesta "de carácter político, sindical" con el objetivo de "desestabilizar al Gobierno".

El consejero ha comentado este sábado que entendía la preocupación sobre la gestión sanitaria "en un primer momento, incluso a pesar" de tener "tres hospitales en la Comunidad funcionando con este sistema" y ha añadido que los centros "están dando un nivel muy alto de satisfacción". Respecto a la inquietud por el mantenimiento de los puestos de trabajo, ha insistido en que todos los profesionales "van a continuar trabajando en esos hospitales".

Además, el responsable de Sanidad no se ha mostrado preocupado por el recurso que presentarán los sindicatos por el pliego de condiciones para la externalización de seis hospitales, porque asegura que están "actuando conforme a derecho" y que ya el "Defensor del Pueblo no tardó ni dos semanas en decirles que no había ni sombra de inconstitucionalidad" y está "seguro de que así sucederá en los tribunales".

Preguntado por las protestas de los miembros de la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (AFEM) que tuvieron lugar este viernes en el hospital 12 de Octubre, Lasquetty ha tildado a este colectivo de "profesionales de la amenaza y de la intimidación".

Ha explicado que la Asociación pretendía "hacer una asamblea en horas de trabajo", lo que se denegó y "se les ofreció la posibilidad de hacerla al final de la jornada de trabajo" porque "uno no puede saltarse la ley". Como respuesta, los miembros de la AFEM se personaron el viernes en la puerta del director de gestión del centro hospitalario "para acosarle, para instigarle con amenazas", según palabras del consejero.