Publicado 28/10/2021 13:56CET

Justicia Alimentaria pide celeridad a Consumo en la aprobación de la regulación de la publicidad infantil

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, en una rueda de prensa posterior a una reunión con la alcaldesa de Barcelona, en el Ayuntamiento de la ciudad, a 28 de octubre de 2021, en Barcelona, Catalunya (España). El ministro ha anunciado que un real decreto
El ministro de Consumo, Alberto Garzón, en una rueda de prensa posterior a una reunión con la alcaldesa de Barcelona, en el Ayuntamiento de la ciudad, a 28 de octubre de 2021, en Barcelona, Catalunya (España). El ministro ha anunciado que un real decreto - David Zorrakino - Europa Press

MADRID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

Tras el anuncio este jueves del Ministro de Consumo, Alberto Garzón, de iniciar un proceso de regulación y limitación de la publicidad de alimentos no saludables para público infantil, Justicia Alimentaria ha pedido celeridad en su aprobación ya que "la población infantil es altamente vulnerable a la publicidad y condiciona enormemente su consumo".

Así pues, la organización, que lleva años trabajando para eliminar la publicidad de alimentos insanos, recuerda que "regular la publicidad y proteger los derechos y la salud de la infancia del marketing desmesurado ha sido uno de los caballos de batalla de Justicia Alimentaria de los últimos años"; por este motivo felicita y celebra a Consumo por la decisión.

"La mayoría de la publicidad alimentaria es de productos no saludables, contribuyendo al desarrollo de obesidad y sus complicaciones en la infancia, con el consiguiente aumento del riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares y cáncer en el futuro", recuerda.

Según el director de la organización, Javier Guzmán, "es una gran oportunidad para combatir las enfermedades relacionadas con la mala alimentación, ahora es importante concretar el Decreto e ir lo más rápido posible debido al enorme retraso que tenemos en este país".

Además, para ser eficaz, la regulación de la publicidad alimentaria debería contemplar estas medidas concretas tal y como ha manifestado Garzón, y que se tengan en cuenta en todos y cada uno de estos espacios: televisión, cine, radio, embalaje, medios impresos, internet, aplicaciones y videojuegos, telefonía móvil y patrocinios de congresos, jornadas, eventos deportivos o cualquier otro evento en el que participen menores, les pueda resultar atractivo o pueda contar entre su audiencia con público infantil.

A su juicio, debe ser de aplicación a toda la publicidad alimentaria emitida por televisión en horario infantil (6.00 a 22.00 horas), en las cadenas generalistas, tanto en los espacios publicitarios como durante la emisión de los programas, así como a lo largo de toda la emisión de las cadenas infantiles.

Debe excluir el uso de cualquier tipo de marketing promocional, como descuentos, fórmulas 3x2 y ganchos comerciales (regalos, concursos, juguetes, coleccionables, u otro elemento de atracción infantil). Además, se debe revisar el artículo 44.4 de la ley 17/2011, de Seguridad Alimentaria y Nutrición, para evitar la utilización de avales de asociaciones, corporaciones, fundaciones o instituciones relacionadas con la salud y la nutrición en la publicidad o promoción directa o indirecta de alimentos y bebidas no saludables.

Y finalmente, recomiendan, promover medidas para evitar la emisión de programas dirigidos al público infantil o familiar fuera del horario infantil, o, en su defecto, aplicar esta regulación a los programas que se emitan fuera del horario infantil y que vayan dirigidos a la familia y público juvenil o en los que participen menores.