Actualizado 02/06/2010 14:13 CET

Jurado del Príncipe de Asturias dice que los neurobiólogos han favorecido la comprensión profunda de las bases celulares

OVIEDO, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Jurado del Premio Príncipe de Asturias de la Investigación Científica y Técnica 2010 reconocieron hoy que los neurobiólogos estadounidenses David Julius y Linda Watkins y el israelí Baruch Minke, han llevado a cabo descubrimientos que en conjunto permiten una comprensión más profunda de las bases celulares y moleculares de las diferentes sensaciones, en especial la del dolor.

Acordaron hoy, por unanimidad, premiar a esta candidatura conjunta al argumentar que son científicos reconocidos mundialmente por sus estudios innovadores sobre el dolor.

David Julius es pionero en el análisis molecular de los nociceptores, identificando el TRPV1 como receptor neuronal de estímulos nocivos; Linda Watkins ha descubierto la participación de las células gliales en los mecanismos del dolor patológico y Baruch Minke ha caracterizado los canales TRP, base de la percepción y señalización sensorial.

Sus investigaciones identifican dianas moleculares a las que dirigir una nueva generación de medicamentos específicos para el tratamiento selectivo de diferentes tipos de dolor, especialmente el crónico. Ello abre vías esperanzadoras para paliar un mal que afecta a la calidad de vida de millones de personas y que ha sido, desde siempre, uno de los grandes retos a los que se ha enfrentado la medicina.