La Junta subraya el "buen funcionamiento" del sistema sanitario público andaluz

Actualizado 07/10/2014 1:56:15 CET
- EUROPA PRESS

IULV-CA advierte de una "peligrosa deriva de fondos públicos al mantenimiento de centros concertados"

SEVILLA, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha subrayado este miércoles el "buen funcionamiento" del sistema sanitario público andaluz y el mantenimiento de su carácter universal pese a la situación económica que atraviesa el país y que, en su opinión, demuestran que para la Junta "la calidad no es una opción sino una obligación y aún más en plena crisis económica, cuando se está poniendo en duda la sostenibilidad de los sistemas públicos".

Así lo ha explicado en la sesión plenaria del Parlamento, donde también ha destacado que los profesionales de la sanidad pública andaluza han atendido más de 75 millones de consultas de atención primaria y más de 12 millones de consultas externas en atención hospitalaria durante 2013. En ese mismo año, se realizaron también más de medio millón de intervenciones quirúrgicas en los hospitales andaluces, de las que más de 300.000 fueron mediante cirugía ambulatoria sin ingreso hospitalario.

Para Sánchez Rubio, que ha comenzado su intervención pidiendo "rigurosidad" para apartar el debate sobre la calidad de los servicios sanitarios de la "demagogia", la calidad en la asistencia "no es cara" porque "es un elemento esencial para lograr la eficiencia en la gestión y hacer perdurables nuestras organizaciones sanitarias".

De hecho, según ha señalado, los datos "fiables y contrastables" de actividad asistencial ponen de manifiesto que "el modelo andaluz de sanidad pública, precisamente por ser público, garantiza una atención sanitaria de calidad y gratuita, que tiene su piedra angular en la atención primaria".

"Andalucía ha logrado construir, preservar y fortalecer un sistema público, universal y gratuito", ha celebrado la titular de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, quien ha explicado que uno de los principales elementos del modelo sanitario público andaluz es la redefinición del rol de ciudadano, "que pasa de ser paciente a ser sujeto activo". Este cambio se basa en que "se escucha activamente a quienes utilizan los servicios y se intenta abordar las áreas de mejora que nos proponen".

Además, la Junta ha impulsado un cambio también en el rol de los profesionales para avanzar hacia una organización horizontal y participativa. "El capital humano de la sanidad pública es el motor que hace funcionar el sistema", ha dicho para reconocer el "esfuerzo ímprobo" que los profesionales han realizado a nivel salarial a raíz de la decisión del Gobierno de España de ampliar la jornada laboral.

INVESTIGACIÓN Y TRANSPARENCIA

Junto al desarrollo de la investigación, la consejera ha recalcado que la sanidad pública andaluza ha apostado por la innovación en la formación de los profesionales y por elementos que ofrecen seguridad y calidad en la asistencia sanitaria, tales como las técnicas de cirugía mínimamente invasiva o la incorporación de tecnología robótica a los quirófanos.

La transparencia es otro de los instrumentos "imprescindibles" para lograr la calidad. Sánchez Rubio ha dicho que medidas como la publicación de los indicadores de calidad de los centros, las facturas informativas y los diferentes canales electrónicos que favorecen el acceso a la información garantizan que se cumple el derecho de la ciudadanía a conocer los principales indicadores de su sistema sanitario.

Con estos elementos, se ha logrado construir un sistema de salud innovador, que genera conocimiento. "La sanidad pública andaluza es líder en tasas de donación y trasplante --se ha realizado recientemente el primer trasplante de córnea artificial--, incorpora las últimas técnicas de diagnóstico y tratamiento y tiene una de las carteras de servicios más amplias del país, además cuenta con un índice de satisfacción ciudadana que alcanza el 93,3 por ciento en atención primaria y más del 90 en hospitalaria", ha argumentado la consejera.

Sánchez Rubio ha subrayado igualmente que "la sanidad pública es un poderoso instrumento de redistribución de la riqueza," y que la Junta, "en el ejercicio de establecer prioridades, apuesta firmemente por la sanidad pública y con 8.222 millones de euros, las políticas sanitarias alcanzan el 38 por ciento del gasto de todas las consejerías en el Presupuesto de la Junta de Andalucía para 2014".

Según la consejera, el elemento de eficiencia distingue también la sanidad pública andaluza de los modelos de gestión sanitaria que se desarrollan en otras comunidades. Así, junto a la prescripción por principio activo, el fomento de la cirugía mayor ambulatoria y el uso de las nuevas tecnologías aplicadas a la salud, la consejera se ha comprometido a "continuar tomando medidas, mediante la comunicación y el consenso, para garantizar la calidad en la asistencia sanitaria porque nuestro sistema presenta áreas de mejora". En este sentido, ha recordado que se está abordando el proceso de reordenación de las Urgencias, que incluye una doble vía: reordenación y acreditación de los servicios de Urgencias en función de una serie de estándares de calidad y de unos objetivos preestablecidos.

EL PP-A CREE QUE NO SON "INDICADORES REALES"

La parlamentaria del PP-A Rosalía Espinosa ha rechazado la descripción de la sanidad pública andaluza que ha hecho la consejera y, tras asegurar que "ninguna provincia ha pasado un invierno en condiciones y con las urgencias dimensionadas", ha dicho que los "indicadores reales" demuestran que es en Andalucía donde ""tenemos menos médicos y menos enfermeros por cada mil habitantes de toda España".

"También tenemos las mayores listas de espera, las más gordas, bien cebás", ha añadido Espinosa tras preguntarse "dónde está el esfuerzo inversor" del que habla la Junta cuando la propia consejera ha reconocido en la comisión de Salud que están "casi todas paralizadas".

La diputada 'popular' ha rechazado igualmente que la Junta hable de "zancadilla" por parte del Gobierno de la Nación cuando ha sido el Ejecutivo central el que ha otorgado a Andalucía "15.000 millones de euros para que pueda pagar las nóminas y mantenga los servicios públicos esenciales para los andaluces". Espinosa también ha tenido palabras para IULV-CA y ha afeado a Baena Cobos que en sus filas hayan "olvidado todo" lo que defendían antes de entrar en el Gobierno andaluz. "Y no lo van a recordar hasta que lleguen de nuevo las elecciones", ha censurado.

IULV-CA, PREOCUPADA POR LOS DESVÍOS A CENTROS CONCERTADOS

Por su parte, el diputado de IULV-CA Manuel Baena Cobos ha dicho que a su grupo le "preocupa enormemente el incremento" de desvíos e ingresos en centros concertados, donde se han incrementado las consultas "en un 89 por ciento, las urgencias en un 62 por ciento, los estudios diagnósticos en un 19 o las sesiones de rehabilitación en un 2.604,4 por ciento".

De ahí, que haya advertido a Sánchez Rubio de que "empieza a haber una peligrosa deriva de fondos públicos al mantenimiento de centros concertados". En su opinión, estas derivaciones se podrían evitar si la Junta se hubiera "esforzado" por permitir que, "habiendo dinero público en el capítulo 2 (del presupuesto)", éste se hubiera destinado al capítulo 1 para "aumentar la contración de personal y evitar así traslados de pacientes a hospitales privados".

Baena Cobos ha pedido poner el foco en este asunto porque, según ha expuesto, esta situación no va a ser mejor en los próximos años, ya que el Gobierno de la Nación tiene previsto para 2015 y 2016 "más recortes" presupuestarios en la materia, lo que repercutirá en el presupuesto andaluz, y se debe tener en cuenta que nos enfrenateremos, como consecuencia de la crisis, a una población con "más morbimortalidad" a causa del aumento del desempleo o las dificultades de alimentación o energía, que "van a incrementar las patologías".