Publicado 12/05/2020 10:21:47 +02:00CET

La Junta, preocupada por que pueda haber "relajación de costumbres" con la entrada en la fase 1 de desescalada

Una camarera atiende la terraza de un bar, el día en el Sevilla pasa a la fase 1 del plan de desescalada que ha elaborado el Gobierno de España. En esta fase, las terrazas de los restaurantes y establecimientos del sector de la hostelería, pueden estar ab
Una camarera atiende la terraza de un bar, el día en el Sevilla pasa a la fase 1 del plan de desescalada que ha elaborado el Gobierno de España. En esta fase, las terrazas de los restaurantes y establecimientos del sector de la hostelería, pueden estar ab - María José López - Europa Press

SEVILLA, 12 May. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, ha mostrado su preocupación este martes por que pueda haber una "relajación de costumbres" por parte de los ciudadanos una vez que se ha entrado en la fase 1 de la desescalada en todas las provincias de la comunidad salvo Málaga y Granada.

En declaraciones a Canal Sur Radio recogidas por Europa Press, Aguirre ha manifestado que este lunes se vieron "imágenes que no tenían que haberse producido", en referencia a la concentración de personas en algunos establecimientos de hostelería o bares.

Ha indicado que Andalucía se ha portado muy bien durante el confinamiento y éste se ha hecho perfectamente por parte de la ciudadanía, y todo ello "no se puede perder ahora por una relajación de costumbres". "No podemos pasar del negro al blanco en un solo día", ha apuntado.

Por otro lado, acerca de la posibilidad de que se produzca una "segunda oleada" de coronavirus el próximo otoño, el consejero ha indicado que, "para evitarla", desde la Junta han puesto ya en marcha el Plan de Alta Frecuentación Otoño-Invierno 2020-2021, de forma que "tenemos ya un grupo de trabajo con varios ítems", y se está abordando "desde la prevención hasta el diagnóstico precoz para evitar una segunda oleada".

VACUNACIÓN DE LA GRIPE

El consejero ha admitido que existe "cierto miedo de que una segunda oleada coincida con un pico de gripe", y por eso también ha considerado que, aunque "no sea factible" obligar por ley a la ciudadanía a vacunarse de la gripe, sí "debería ser una obligación social que todas las personas mayores", o los pacientes "con pluripatologías y los inmunodeprimidos", se vacunen "este año de la gripe".

Así se está recomendando desde la Consejería, según ha confirmado Jesús Aguirre, que ha dicho también que en la Junta esperan tener "suficiente cantidad" de vacunas de la gripe para atender "a todo el que lo demande, y sobre todo a la población de riesgo" el próximo otoño.

Contador