Actualizado 12/05/2011 14:40 CET

Los jóvenes médicos de familia denuncian la precariedad laboral de los primeros años de profesión

MADRID, 12 May. (EUROPA PRESS) -

Los jóvenes médicos de familia denuncian la precariedad laboral de los primeros años de profesión, que se podría incrementar con la actual crisis económica y el reciente anuncio por parte del Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad de crear la especialidad de Urgencias y Emergencias.

"Se nos cierra una importante salida laboral", aseguran en las XV Jornadas de Residentes de Medicina Familiar y Comunitaria y II Jornadas de Jóvenes Médicos de familia, organizadas recientemente en Madrid por la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC).

"Una situación que unida al hecho de que ya empieza a haber jóvenes médicos de familia en paro, puesto que no se cubren las sustituciones que quedan vacantes, y que los recursos no son los adecuados, está motivando una mayor precariedad laboral en la especialidad", añade Manuel Sarmiento.

En concreto, Sarmiento detalla que los contratos a los que tienen que acceder para trabajar no permiten en la mayoría de las ocasiones ni la estabilidad laboral ni familiar de los jóvenes médicos de familia, ya que "se van renovando por meses e incluso quincenalmente".

"Una vez acabado el periodo formativo, en la etapa de médico joven, es preciso que podamos disponer no sólo de una oferta laboral amplia, sino estable y debidamente remunerada, que nos permita desempeñar las labores propias del médico de familia y que favorezcan nuestro potencial, apostando por el desarrollo profesional continuo y la promoción de la capacidad resolutiva e investigadora de la especialidad", afirma.

Asimismo, los jóvenes de familia piden también que se garantice la forma y aseguran que, una vez finalizada la etapa formativa de la residencia, encuentran dificultades "debido a los problemas para compaginar el trabajo con cursos o congresos", a lo que "hay que unir la falta de un programa formativo post-residencia".